La transformación física de Ethan Suplee, el coprotagonista de Me llamo Earl

Publicado 18 enero, 2020 por Javier Escribano
transformacion-me-llamo-earl
PUBLICIDAD

La carrera de Ethan Suplee, actor conocido por interpretar a Randy Hicky en la serie ‘Me llamo Earl’, además de papeles en ‘American History X’ o las películas de Kevin Smith, estuvo siempre marcada por una cosa: su sobrepeso. El actor llegó a pesar más de 200 kilogramos en 2000, cuando interpretó al jugador de fútbol americano obeso en ‘Remember the Titans’. Actualmente, pesa poco más de 100… y son fibra pura.

La vida de Ethan Suplee, ‘de obeso a esbelto’

Recientemente, Suplee, de 43 años, ha utilizado su cuenta de Instagram, además del podcast ‘American Glutton’, para relatar los espectaculares cambios físicos que ha sufrido durante su vida. Su trastorno con la comida comenzó a los 5 años, cuando sus abuelos comenzaron a limitarla la comida debido a su alarmante sobrepeso.

View this post on Instagram

Friday night…

A post shared by Ethan Suplee (@ethansuplee) on

«Ahora, mi yo de 5 años gordo estaría probablemente más cerca a la media de hoy, pero por entonces (finales de los 70, principios de los 80) era alarmante. Me pesaron y se quedaron asustados. No tengo ni idea de cuánto pensaba, pero la respuesta no fue buena y empezaron a limitarme la comida. Aprendí entonces que si quería repetir el plato de lasaña, tenía que cogerlo de la cocina sin que me vieran, porque no se suponía que debía repetir el plato de lasaña.»

Con 10 años, llegó a pesar cerca de 90 kilos, lo que desembocó en una sucesión de entrar y salir de dietas estrictas que solo consiguieron desetabilizar su metabolismo. «Cuando era adolescente y salía con mis amigos de discotecas, en mi camino a casa tomaba el equivalente a tres comidas justo antes de irme a la cama.» Suplee estima que habrá llegado a ganar o perder cerca de 450 kilos en toda su vida.

Me llamo Earl

Tras terminar ‘Me llamo Earl’, en 2009, comenzó a perder peso «montando obsesivamente en bicicleta.» «Llegué a estar propiamente delgado en un momento, pero también pasaba entre seis y ocho horas al día montando en bici. Tras dos años así, mi mujer me dijo, ‘Oye, idiota, no te puedes retirar y montar en bicicletas. Tienes que tener un trabajo’«.

Sin embargo, eso resultó ser más difícil de lo que pensaba: su pérdida de peso radical le hizo irreconocible, y ya no apto para los papeles que habían marcado toda su carrera. Así que, mientras alterna roles en series como ‘Santa Clarita Diet’ y películas como ‘El Lobo de Wall Street’ o ‘The Hunt’ (cuyo estreno se canceló debido a la controversia en Estados Unidos por el uso de las armas), se reinventa «mazándose» en el gimnasio. Sus seguidores en Instagram (en el que sube fotos de su entrenamiento con frases motivadoras) no dan crédito ante su transformación. Dice que ahora usa la comida como fuente de energía y su objetivo es sacar tableta. «No estoy lejos. Muy cerca, la verdad. Vale que es un objetivo vano. ¿Y qué? Nunca había tenido un objetivo vano como ese antes.»

Fuentes: Daily Mail, Fox News.

 

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.