¿Pensabas que no tenías espacio? 10 formas de transformar un armario en tu despacho

Publicado 30 diciembre, 2020 por Elena
escritorio-despacho-armario
PUBLICIDAD

Aquí somos totalmente partidarios de sacarle el mayor partido posible a cualquier espacio de la casa, procurando optimizarlo de la mejor forma. No es la primera vez que os proponemos diversas formar de aprovechar el espacio de una habitación, como por ejemplo colocando las camas elevadas, para así tener espacio para el resto del día y de las actividades. Hoy os traemos una nueva e ingeniosa idea: convertir un armario en un pequeño pero perfecto despacho o sala de estudio.

Si en alguna habitación tienes un armario que está lleno de trastos que realmente podrías tirar o incluso si lo tienes completamente vacío y sin darle uso, ¡no lo tires! Dale una nueva vida convirtiéndolo en un despacho o un escritorio de estudio con los ejemplos que hoy te mostramos. Así ahorrarás espacio, pues al cerrar las puertas del armario todo quedará bien recogido en su interior.

¡Estas son algunas ideas que nos han gustado!

Esta despacho dentro del armario casi parece una minihabitación. Además, añadiendo un espejo aumenta la sensación de amplitud y luminosidad.

oficina-armario

Imagen de www.cbc.ca

mesa-escritorio-armario

Imagen de www.cbc.ca

Un armario estrecho y sin mucho encanto por fuera, pero que por dentro es un sencillo despacho con todo lo necesario

Este ejemplo es sencillo y práctico. Al no tratarse de una habitación completa, es más fácil evitar distracciones, pues dentro del armario se coloca solo lo esencial para estudiar o trabajar.

Qué suerte quien tenga un armario tan grande y desaprovechado para tener la oportunidad de transformarlo en un escritorio así. ¡No le falta de nada!

oficina

Imagen de homedit.com

¿Sólo tienes medio armario libre? No hay problema, deja la ropa en su sitio y en la otra parte pon un pequeño escritorio y unos cuantos organizadores. ¡Perfecto!

escritorio

Imagen de The Guardian

¿Quién hubiese pensado que se podría optimizar tanto un armario? Y además sin escatimar en la decoración.

Hay ideas para todos los gustos: simple, cómodo y, sobre todo, muy práctico.

Si no estás cómodo teniendo estanterías enfrente, prueba a colgar unas cestas como las de la derecha. Todo organizado de manera discreta.

Por último, os dejamos un «antes y después» para terminar de convenceros de darle una nueva vida al armario que tengáis desaprovechado.

Antes de la magia…

Y después… ¡Parece otro totalmente distinto!

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...