in

Una parte de su trabajo consiste en ordenar cables. Tras 9 días haciéndolo, mira el resultado

Una amiga mía dice que hay dos tipos de personas en la vida: las que duermen con calcetines y las que no. La clasificación aunque válida no es única; pero es lo que tiene la dicotomía, que te permite encasillar a las personas en dos grupos opuestos. 

Altos y bajos, buenos y malos, despistados y detallistas, estas etiquetas nos clasifican, algunas de ellas de forma injusta y otras muy acertada. En el trabajo, por ejemplo, hay personas muy desastres y otras meticulosas y ordenadas, como nuestro protagonista de hoy: un técnico en telecomunicaciones al que, nada más incorporarse a su puesto de trabajo, le encargaron solucionar el marrón de un compañero anterior. No te lo pierdas.

Cuando abrí la caja de conexiones, no sabía por dónde empezar

Era imposible encontrar nada y por eso empecé a agrupar los hilos en hebras

Había 32 hebras de 27 hilos cada una, lo que hacen un total de 864 minúsculos cables totalmente enredados entre sí.

Al estar desordenados, cada vez que alguien sufría una avería, los 27 clientes de la hebra debían quedar sin servicio mientras se realizaban las reparaciones en la caja

Por ello, y en pro de un mejor servicio, este trabajador recibió el encargo de colocar todos los cables

Con infinita paciencia desenrolló el amasijo y deshizo los nudos que encontró

Tardó 9 días en completar el trabajo pero ahora todo se ve limpio y ordenado. Sin duda sus clientes están en buenas manos










imgur.com

What do you think?

0 points
Upvote Downvote