Trasladan finalmente el «Magic Bus» por la cantidad de accidentes que sufrían quienes lo buscaban

Publicado 22 junio, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
autobus retirado into the wild
PUBLICIDAD

¿Recordáis la apasionante historia de Chris McCandless? Hace 30 años, este joven aventurero donó todas sus pertenencias a la caridad y decidió emprender una nueva vida en soledad. Tras llegar a Alaska, McCandless se instaló en un autobús abandonado en mitad de la nada, generalmente usado por cazadores a modo de refugio. Sin embargo, 114 días después McCandless murió de hambre, en la más absoluta soledad, todo por cumplir su sueño.

El autobús, conocido popularmente como el «Magic Bus», se hizo famoso gracias a la novela de John Krakauer Into the wild, publicada en 1992, así como su posterior adaptación cinematográfica en 2007. Desde entonces, son muchos los que se han internado en los frondosos y traicioneros bosques de Alaska para visitar el autobús. Todos movidos por el sueño inspirador de McCandless. De hecho, muchos de estos «peregrinos» han requerido servicios de búsqueda y rescate, mientras que otros han muerto en el intento.

Por ello, las autoridades han decidido hacer algo al respecto. Y es que, a pesar de las advertencias y avisos, muchos decidían asumir las consecuencias y exponerse al peligro.

Un traslado de altos vuelos

El pasado 18 de junio, en un esfuerzo coordinado con el Departamento de Recursos Naturales (DNR), doce guardias nacionales del ejército de Alaska retiraron el famoso vehículo de su antiguo emplazamiento, con la ayuda de un helicóptero bimotor. Para ello, se hicieron unos agujeros en el techo y el suelo del autobús, a los que iría instalado un sistema de cadenas con las que poder levantar la pesada carga.

Según informes de la DNR, entre 2009 y 2017 se realizaron 15 operaciones de búsqueda y rescate relacionadas con el autobús. Sin embargo, la última se produjo en febrero de 2020, poco antes de la pandemia. En esa ocasión, la policía estatal rescató a cinco excursionistas italianos, uno de los cuales sufrió graves congelaciones. También ha habido varios ahogamientos, uno en 2010 y otro en 2019, surgiendo grandes protestas por parte de los lugareños hacia las autoridades, siempre reclamando reducir o eliminar dicho peligro.

«Después de estudiar el tema detenidamente, sopesar muchos factores y considerar una amplia variedad de alternativas, decidimos que lo mejor era retirar el autobús de su ubicación«, ha explicado el comisionado del departamento de recursos naturales. «Alentamos a las personas a disfrutar de las áreas silvestres de Alaska de manera segura, y entendemos la influencia que este autobús ha tenido en la cultura popular. Sin embargo, el vehículo abandonado requería esfuerzos de rescate peligrosos y costosos. Pero, lo más importante, es que le ha costado la vida a algunos visitantes. Por ello, me alegro que hayamos encontrado una solución segura, respetuosa y económica para esta situación«.

A continuación os dejamos con el vídeo compartido por la Guardia Nacional de Alaska, en el que podréis ver el traslado:

Vía: Facebook / AlaskaNationalGuard

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...