in

¿Tus hijos lo rompen todo? Este truco para pegar las cosas en segundos te vendrá de perlas

Existen muchos tipos de pegamentos, pero cuando nos hace falta uno en concreto, nunca aparece por ningún lado. Pero lo que más me saca de quicio es cuando descubres que el borde del aplicador se ha secado y tienes que tirarlo, por lo que al final resulta que “no tenías” pegamento en casa.

Además, puede que te vayas a pasar un fin de semana a la montaña y necesites incluir un tubo de pegamento en tu kit de supervivencia. ¡Nunca se sabe cuando podría hacerte falta! Imaginad que tenéis que pegar urgentemente algo de vuestro vehículo o incluso la tienda de campaña.

Todos los que hacéis manualidades en casa o sois unos apasionados del bricolaje, seguro que tenéis las típicas barras transparentes de pegamento termofusible y la pistola que ayuda a derretirlas. Bien, puede que a veces sea un engorro tener que cargar con todo el material si tenéis que desplazaros, pero os aseguro que hoy vamos a poner solución a eso.

Gracias a este truco, podréis llevar vuestras propias mini dosis de pegamento a cualquier parte, sin temor a que seque. Estas irán camufladas en una caja de cerillas, que siempre podréis guardar en cualquier parte y, sobre todo, mantener lejos del alcance de los niños. Lo único que tenéis que hacer es quemar un trozo de la barra del adhesivo y, una vez fundido, adherir una pequeña cantidad a unas cuantas cerillas. Para usarlo, ¡enciende una cerilla y listo!

Fuente: Shake the Future

What do you think?

0 points
Upvote Downvote