in

Un anciano realiza una prueba de esperma y el médico no puede creer lo que ocurre

En Internet puedes encontrar cualquier cosa que te propongas y, también, grandes dosis de humor, como la divertida historia que os traigo a continuación.

La muestra de esperma

Un hombre de 85 años debía realizarse una prueba de esperma para lo que el doctor le entregó el típico envase de plástico. “Llévese este frasco a casa y tráigalo mañana con una muestra”, le dijo.

Al día siguiente, el anciano se presenta en la consulta con el envase vacío y algo avergonzado. El doctor, sospechando que pudiera haber problemas, le preguntó qué había pasado.

“Verá, doctor, cuando llegó el momento de obtener la muestra, lo intenté primero con la mano derecha, pero no lo conseguí. Después, probé con la mano izquierda y obtuve el mismo resultado. Así que le pedí ayuda a mi esposa, que probó con ambas manos, derecha e izquierda, de forma individual y al mismo tiempo, pero también fracasó en todos sus intentos. No quiso rendirse de inmediato, así que lo intentó con la boca, con y sin dentadura, pero… ¡Nada! 

Llegados a tal punto, llamamos algo avergonzados a Arleen, la vecina de al lado, quien se ofreció a echarnos una mano.  Lo intentó de todas formas, con las manos, la boca y hasta la axila. También probó a estrujarlo con sus rodillas sin éxito alguno y todos nos dimos por vencidos”.

El médico estaba en shock. “¿Le pidió ayuda a su vecina? ¡Por Dios santo!”.

Y entonces el anciano respondió: “Sí, y ninguno de nosotros consiguió abrir el condenado frasco”.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote