in

Un cliente negro es acusado de robar su propia chaqueta en una tienda de ropa

Seguro que más de una vez has entrado en una tienda de ropa llevando puesto algo que compraste en ella. Y seguro que jamás te imaginarías que alguno de los dependientes podría creer que acababas de robar esa prenda.

Si te ocurriese posiblemente te sentirías ofendido u ofendida, pasarías un mal rato y saldrías de allí con un cabreo importante. Es una situación desagradable que a uno le acusen de algo que no ha hecho, más aún si vives en un país donde los prejuicios hacia tu color de piel predisponen a algunas personas a considerar que eres peligroso.

Cuando James Conley entró en el Old Navy del centro comercial Jordan Creek, en Iowa, no podía imaginarse que su paseo por la tienda iba a acabar con tres empleados despedidos y una historia viral en Facebook, además de una sensación de desamparo e indignación difícil de digerir.

“Hoy he sido prejuzgado racialmente en la tienda Old Navy de West Des Moines, en el centro comercial Jordan Creek de Iowa. He sido acusado de no pagar por mi abrigo azul que compré en Navidad y que llevaba cuando entré en la tienda.

Cuando he ido a pagar unas sudaderas, me han preguntado si también quería pagar por el abrigo que llevaba puesto.

Primero, he empezado a reírme porque no creía lo que estaba oyendo. El responsable de la tienda, Beau Carter, fue muy poco profesional y me juzgó en base a un estereotipo por que soy un hombre negro. Él me dijo: ” siempre que alguien lleva una prenda Old Navy la escaneamos para asegurarnos de que la han pagado”. (¿Dónde hacen eso?). Cada vez que he venido a esta tienda llevaba mi abrigo azul y nunca me han pedido que lo escanee, y a los otros clientes “no negros” que llevaba ropa como la mía de Old Navy nunca se lo ha pedido.

Luego, después de escanear mi abrigo, intentó que lo volviese a pagar. Al final, la responsable del distrito, Shannon (se negó a dar su apellido), vino y le hice revisar las cintas de videovigilancia para demostrarle a ella y a sus empleados que me estaban acusando erróneamente por ser negro. Una vez que confirmó que estaba diciendo la verdad (después de ver la cinta), no me pidió disculpas, ni tampoco lo hizo el responsable de tienda Beau Carter como se ve en los vídeos”.

Después de todo, la empresa Old Navy, que forma parte de la multinacional GAP, publicó un comunicado en su perfil de Facebook:

“A principios de semana un cliente de Old Navy, James Conely III, vivió una experiencia inaceptable en nuestra tienda del Jordan Creek de Iowa. La situación supuso una violación de nuestras políticas y valores, y pedimos disculpas a Mr. Conley y a aquellos que hemos decepcionado. Todos nuestros clientes merecen ser tratados con respeto. Tras investigar el incidente, los tres empleados involucrados han sido despedidos. Nos tomamos esto -y cualquier diálogo en torno a la igualdad- muy en serio. Old Navy se compromete a asegurar que nuestras tiendas son un entorno donde todo el mundo es bienvenido”.

A pesar de la disculpa oficial, James está pensando en presentar acciones legales para defender sus derechos y reclamar una compensación por daños civiles. ¿Qué harías tú en su situación?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote