in

Un estudio científico afirma que el cerebro podría seguir funcionando después de la muerte

A pesar de que todo ser vivo tiene que pasar por ella, la muerte sigue siendo un misterio para nosotros en muchos sentidos. Desde que el ser humano tiene conciencia de que su existencia es finita, se ha interesado sobre qué pasa después de que los órganos y procesos que nos mantienen vivos se detengan. 

Durante mucho tiempo ha sido la religión la encargada de dar respuesta a esas preguntas, pero también la ciencia se ha interesado sobre qué ocurre después de que nuestro corazón deje de latir.

Eso han investigado en la Escuela de Medicina de Langone, en Nueva York, y los resultados que arroja su estudio pueden catalogarse, cuanto menos, de inquietantes. Los investigadores, en base a los resultados, afirman que el cerebro podría seguir funcionando después de la muerte, incluso lo suficiente para ser consciente del propio fallecimiento.

El Dr. Sam Parnia se ha encargado de estudiar la actividad cerebral durante años, y en este estudio se ha centrado en pacientes con paradas cardiacas que pudieron ser reanimados. Muchos de ellos han sido capaces de reproducir conversaciones y describir escenas sucedidas mientras su corazón estaba detenido.

Esto significaría que el cerebro no se detiene instantáneamente cuando lo hace el corazón, si no que puede seguir recibiendo información durante un tiempo. El Dr. Parnia lo explica de la siguiente manera:

“Técnicamente hablando, así obtienes el momento de la muerte. Todo se basa en el instante en el que el corazón se detiene”.

Es por eso que este estudio se basa principalmente en tratar de entender qué experimentan las personas cuando están muriendo. Se trata de intentar descubrir qué ocurre en esa experiencia universal por la que todo el mundo tendrá que pasar antes o después. 

Los investigadores afirman que los próximos pasos para continuar con esta investigación deben centrarse en mejorar los modos de monitorizar la actividad cerebral después del paro cardiaco, y mejorar las técnicas de reanimación cardiopulmonar, lo que podría prevenir daños cerebrales durante el tiempo en que se lleva a cabo esta reanimación. 

Aunque los resultados puedan parecer inquietantes, no dejan de ser interesantes ya que todos en mayor o menor medida sentimos curiosidad sobre qué nos espera después de la muerte. 

Fuentes: Little Things, Livescience

What do you think?

0 points
Upvote Downvote