in

Un estudio descubre que las mujeres absorben y retienen ADN de los hombres con los que se acuestan

Hace ya unos años se descubrió un curioso fenómeno que sucedía en mujeres que estaban o habían estado embarazadas. Se trata del llamado microquimerismo fetal y consiste en la presencia de unas pocas células con ADN de otro individuo (en este caso del hijo) en el cuerpo de la madre. Estas células sobreviven en el cuerpo durante prácticamente toda la vida del individuo y se cree que pueden traer beneficios al portador.

Del mismo modo se llegó a la conclusión de que la absorción y retención de ADN por parte del cuerpo de las mujeres también se puede dar simplemente por tener relaciones sexuales sin protección con un hombre.

Este hecho fue descubierto por casualidad mientras un equipo de la Universidad de Seattle llevaba a cabo un estudio junto con el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinsón.

En dicho estudio buscaban determinar si las mujeres que habían estado embarazadas de un varón tenían cierta disposición a enfermedades neurológicas más frecuentes en los hombres debido al microquimerismo fetal.

Se descubrió que el cerebro del 63% de las mujeres estudiadas (37 de 59) albergaba microquimerismo masculino, o lo que es lo mismo, que existen células de otros hombres viviendo en su cerebro.

En principio se pensó que esto se debía al microquimerismo fetal. Pero la sorpresa llegó cuando se analizaron cerebros de mujeres que no habían estado embarazadas, o por lo menos no de un varón, y aún así tenían células masculinas. Además, en algunos casos, estas células llevaban más de 50 años en sus cuerpos.

Se llegó a la conclusión de que esto podía deberse a varios factores:

  1. Un aborto del cual la mujer no sabía nada
  2. Un mellizo que había sido reabsorbido por el cuerpo
  3. Relaciones sexuales sin protección

Las 2 primeras opciones podrían ser explicaciones viables, si el porcentaje de mujeres con células de varón no fuese tan alto. Por este motivo, se llegó a la conclusión de que las relaciones sexuales sin protección son, probablemente, las responsables de esta absorción de ADN. De alguna forma el semen es absorbido por las paredes vaginales de la mujer y acaba incorporándose a su organismo en forma de células con material genético independiente.

Apenas se sabe todavía nada sobre este descubrimiento. Existe la posibilidad de que estas células tengan beneficios para las mujeres, como una mayor protección ante enfermedades como Alzheimer o cáncer de mama. Pero a su vez también pueden aumentar el riesgo de cáncer de colón.

Aún queda mucho por estudiar acerca de este tema para conocer todas las implicaciones que este hecho puede suponer. Lo que si es seguro es que nuestro cuerpo no deja de sorprendernos cada día.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote