Lo bueno de los clásicos es que permanecen para siempre en la memoria de quienes los vieron nacer, pero también en la de aquellos que los conocieron más tarde.

Una buena canción, película o libro supera el paso del tiempo y siempre vuelve a emocionarnos cuando menos lo esperamos. Y una de las formas de saber si una obra es un clásico es viendo a cuánta gente ha llegado, de cuántas formas ha sido disfrutado, revisado u homenajeado. No falla.

Quizá cuando Rihanna grabó Diamonds, el tema compuesto por Sia e incluido en su album Unapologetic lanzado en 2012, no sabía que estaba regalando a la historia de la música una de las canciones que más se oirían en los siguientes años.

Y mucho menos podría haber esperado que tiempo después, aún habría gente que iba a sentirse inspirada por esos “diamantes” y que iba a seguir haciéndolos más y más grandes.

Así lo han hecho un grupo de estudiantes norteamericanos durante lo que parece el descanso de una de sus clases. Uno de los chicos empieza a cantar las primeras estrofas de la canción y, cuando llega al estribillo, sus compañeros se le unen haciendo los coros.

Sin duda, uno de esos vídeos que acaban dando la vuelta al mundo, inspirando a tantos otros artistas anónimos dispuestos revisar un buen clásico.

Fuente: Stinga Donnico

Publicado en Cultura y ocio