in

Un grupo de niños atan abrigos a farolas y postes por una buena razón

Un grupo de niños de Halifax, Nueva Escocia, han sido vistos recientemente atando abrigos y bufandas a las farolas y postes del municipio. Tras este extraño ritual, los jóvenes se alejan del lugar abandonado la ropa.

¿Un juego? ¿una extraña moda? Lo cierto es que este sorprendente comportamiento forma parte de una original campaña de ayuda social, destinada a las personas sin hogar.

La responsable de esta idea es Tara Smith-Atkins, quien lleva varios años trabajando para aliviar los duros inviernos de las personas sin hogar.

abrigos y farolas 1

Si te fijas bien, las prendas poseen una etiqueta. “¡No estamos perdidos! Si estás pasando frío, por favor úsame para entrar en calor”.

abrigos y farolas 2

Al llegar el otoño, Tara comienza una campaña comunitaria para que los habitantes de Halifax donen sus abrigos viejos.

abrigos y farolas 3

abrigos y farolas 4

Cuando el frío comienza a arreciar, Tara invita a los niños de la localidad para colocar los abrigos en distintos lugares de la ciudad.

abrigos y farolas 5

Los colocan en lugares estratégicos, agarrados a postes y farolas para que se puedan ver bien.

Tara se dio cuenta de que hay gente que pasa frío, pero no quiere pedir ayuda. Sin embargo de esta forma, la gente preserva su intimidad, ya que el proceso es anónimo.

abrigos y farolas 6










Los niños disfrutan vistiendo con guantes, gorros, abrigos y bufandas el mobiliario urbano.

abrigos y farolas 7

Pero la jornada de reparto es larga, y a medida que los niños van colocando la ropa en los postes y farolas, y aumenta el tiempo que permanecen en la calle, todos experimentan el frío en su propio ser.

abrigos y farolas 8

De esta forma, sus acompañantes comprenden la importancia de un buen abrigo y el peligro del frío, un fenómeno meteorológico por el que mueren cientos de personas cada año.

abrigos y farolas 9

Así pues la actividad diseñada por Tara consigue aliviar el sufrimiento a la vez que educa sobre la necesidad. Un bonito gesto que esperemos no tarden en copiar, en otras ciudades donde los inviernos resultan terribles.

Fuente: mymodernnet.com

What do you think?

0 points
Upvote Downvote