Un multimillonario usa su fortuna para limpiar la basura del océano

Publicado 12 junio, 2019 por Vanessa
multimillonario
PUBLICIDAD

La contaminación que provocan las industrias y el ser humano en general está acabando progresivamente con las especies y los ecosistemas de nuestro planeta. Nuestra incapacidad para controlar nuestra huella sobre el planeta ha llevado a la extinción a miles y miles de especies animales. Además, ha provocado que la vegetación desaparezca de forma notable y ha hecho que los ríos y los mares estén llenos de basura, sobre todo de plástico.

El problema es urgente y parece que cada vez existe mayor conciencia sobre la necesidad de cuidar el planeta. Una de las personas que se ha concienciado sobre ello es el multimillonario noruego Kjell Inge Røkke.

El Pacífico Sur se encuentra cubierto con aproximadamente 38 millones de piezas plásticas

Røkke es uno de los hombres más ricos de Noruega, con una fortuna valorada en 2.600 millones de dólares según Forbes. Según informa Business Insider, está dispuesto a donar la mayor parte de su fortuna a limpiar los océanos del mundo. La idea es construir un barco de investigación marina de 180 metros, llamado Research Expedition Vessel (REV).

El barco rastreará los mares recogiendo aproximadamente cinco toneladas de basura plástica al día, para luego derretirla. Además, tendrá el tamaño suficiente como para viajar por todo el mundo midiendo la salud de los océanos y liberándolos de suciedad. De hecho, se tratará de la nave más grande que existe en su categoría. Será capaz de albergar a 60 científicos expertos y a 40 tripulantes.

De pescador a multimillonario, pasando por prisión

multimillonario

Helge Mikalsen/VG

Kjell Inge Røkke comenzó su camino hacia la fortuna siendo un simple pescador, pero ganó miles de millones con compañías de transporte y perforación marítima. A pesar de sufrir dislexia y no tener educación secundaria, trabajó desde los 18 años en los arrastreros de Alaska, para terminar dirigiendo varias compañías estadounidenses.

Finalmente, regresó a Noruega y construyó su propia flota de transporte marítimo. En 2005 cumplió cuatro meses de prisión por comprar una licencia de barco de forma ilegal, y actualmente quiere devolverle al océano lo que éste le ha proporcionado.

 

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.