in

Un niño funda su propio refugio de animales y recibe miles de donaciones

Sabemos que la vida de muchos animales en el mundo depende de nosotros. Millones de ellos campan por las calles de las ciudades de muchos países víctimas del abandono, el maltrato y hasta de los mercados de carne. Solo en Filipinas, miles de perros y gatos vagabundean en busca de alimento y cobijo para sobrevivir un día más.

Y allí nos trasladamos para conocer a una de esas personas que te cambian el día. Se llama Ken y, con tan solo 9 años, este niño filipino fundó su propio refugio de animales ante la alarmante situación que observaba día tras día.

Happy Animals Club

Ken empezó su aventura solo con ganas, sin infraestructuras y sin ayuda. Se dedicaba a ponerle de comer a los perros y gatos que pasaban por su calle, cerca de casa. Además, jugaba con ellos y les daba una razón para volver a verle; fue así cómo poco a poco su idea empezó a tomar forma.

Happy Animals Club
Happy Animals Club

Después de que otras personas vieran al niño, empezaron a llegarle donaciones. Estaba inspirando a otros. Y fue gracias a ello que la posibilidad de crear un refugio se hizo realidad: Ken creó Happy Animals Club (El Club de los Animales Felices). “Con las donaciones tenía suficiente para comprar comida y pagar el veterinario”, contaba el pequeño.

Happy Animals Club
Happy Animals Club

La mayoría de los animales que llegan a Happy Animals Club están en situación extrema. Sufren sarna y otras enfermedades, están desnutridos y apenas tienen fuerzas. Es el propio Ken quien cura sus heridas y los alimenta, les da cariño y les demuestra que no tienen que temer a los humanos.

En 2014, la labor de este inspirador niño cambió la vida de seis cachorros. Si estado de salud era tan bajo que Ken pensó que no sobrevivirían; sin embargo, los cuidados constantes y la ayuda veterinario hicieron que los perritos saliesen adelante y experimentasen un cambio radical.










Happy Animals Club

Happy Animals Club

La labor de Ken ha dado la vuelta al mundo gracias a Internet y a las redes sociales. En poco tiempo, su refugio ya contaba con estructuras firmes, electricidad y varios departamentos. Una de las características más llamativas es que en Happy Animals Club, ningún animal permanece en una jaula a no ser que deba estar aislado por motivos de salud.

Happy Animals Club

Si te gusta su trabajo y quieres colaborar con él, puedes ayudar haciendo una donación a través de este enlace o difundiendo la noticia para que otros conozcan esta historia.

Fuente: Happy Animals Club

What do you think?

0 points
Upvote Downvote