in

Un supuesto pastor evangélico pisotea la bandera arcoíris en la TV desatando la polémica

Mientras que aún hay muchas personas que se preguntan por qué existe un Día del orgullo LGTB, miles de personas homosexuales son agredidas en el mundo, a veces físicamente y otras sólo verbalmente. 

La última polémica nos llega desde Chile, donde el autodenominado Pastor Soto aprovechó su paso por televisión para pisotear la bandera arcoíris en directo. Y digo arco iris porque aunque trataba de ofender al colectivo LGTB, erró de bandera.

El pastor evangélico, que no ha sido reconocido por ninguna iglesia, mantiene una actitud profundamente homofóbica hacia el colectivo, pero aun así fue invitado al programa El interruptor -conducido por el presentador abiertamente homosexual José Miguel Villouta, para escuchar su punto de vista. 

Sin embargo y después de hacer rezar a todos los presentes con una improvisada oración en directo, sacó la bandera arcoíris para colocar “ese inmundo trapo” -como lo calificó- bajo sus pies. 

El canal y su presentador le explicaron que consideraban ese gesto como una falta de respeto y que, por favor, lo retirase para seguir con la entrevista. Después de tres educadas peticiones y tras la negativa del pastor, la entrevista termina sin haber podido realizar ni una pregunta. 

Lamentablemente y como bien comenta el presentador, la postura del Pastor Soto no es diferente a la que sostienen muchos otros políticos y países en el mundo; personas que presumen de tener una gran altura moral y unos fuertes principios, pero no conocen de respeto, diálogo o tolerancia. Personas que no saben más que sembrar odio y discordia por donde pisan usando la religión como excusa. 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote