in

Una niña de 2 años da una lección a una cajera tras cuestionarla por comprar una muñeca negra

Hay veces que a los adultos no nos vendría nada mal tomar ejemplo de los más pequeños de la casa, y la historia que venimos a contaros a continuación es el ejemplo perfecto a esta reflexión en voz alta. 

La pequeña protagonista de nuestra historia se llama Sophia, tiene 2 años y es de Carolina del Sur, EE.UU. Según relató su madre, Brandi Brenner, a través de Facebook, Sophia ya ha aprendido a hacer sus necesidades en el orinal y, como recompensa, su marido y ella le dijeron que podía elegir un regalo en una tienda de juguetes.

Cuando llegaron a la tienda, la pequeña Sophia eligió una muñeca doctora porque, según su madre, de mayor quiere ser doctora. Entre tanto, una dependienta de la juguetería se acercó a la niña y, tras ver que había escogido una muñeca negra, le preguntó que si estaba segura de su elección.

Sophia, muy seriamente, respondió: “Sí, por favor“. Sin embargo, la dependienta insistió: Pero ella no se parece a ti. Tenemos muchas muñecas que se parecen más a ti

Su madre, que estaba a punto de intervenir en la conversación, enmudeció cuando la pequeña respondió con total naturalidad: Sí que se parece. Ella es doctora como yo. Y yo soy una niña guapa y ella es una niña guapa. Mira, ¿ves que pelo tan bonito tiene? ¿Y has visto su estetoscopio?

Ante la inesperada y genial respuesta de Sophia, la impertinente dependienta solo atinó a decir: “Oh, eso está muy bien“.

Orgullosa, la madre de Sophia no se lo pensó dos veces antes de compartir la lección de humanidad que su pequeña de 2 años le había dado a una personas adulta y con muy pocos principios: 

“Esta experiencia acaba de confirmar mi creencia de que no hemos nacido con la idea de que el color de piel importa. La piel viene en diferentes colores al igual que el pelo, los ojos y cada una es hermosa”

Inmediatamente, madres y padres de todo el mundo empezaron a compartir imágenes de sus hijos, quienes tampoco discriminan a sus juguetes por su color:

¡Bravo por esas pequeñas mentes tan maravillosas libres de prejuicios y a esas madres por inculcarles principios tan hermosos!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote