in

Una psicóloga de Harvard explica con qué sueñan los perros y los gatos

Es muy habitual ver a un perro correr mientras duerme, claramente, está soñando que corre. Pero al igual que sueña que corre, ¿por que no va a soñar con el resto de cosas que le ocurren a lo largo del día? es más ¿por qué no van a soñar con nosotros, que para ellos somos los más importantes?

Soñando con nuestros rostros y caricias

Según la psicóloga de la Universidad de Harvard Deirdre Barrett, y dada a la estrecha relación entre perros y sus criadores, estos sueñan con nosotros. Tras estudiar durante varios años el sueño en los humanos, Barret ha determinado que el comportamiento del sueño en los mamíferos es muy similar.

Por lo que es muy probable que a nuestros queridos compañeros, cuando vayan a la cama, les vengan toda serie de vivencias entre las que se encuentran nuestros rostros, así como sensaciones, es decir, nuestras caricias y cariños.

“No hay razón para pensar que los animales son diferentes. Dado que los perros generalmente están muy apegados a sus dueños, humanos, es probable que su perro suene con su rostro, su olor, que le acaricien o jueguen con él” comenta la psicóloga a la revista People.

El sueño del perro y su similitud al humano

Hay dos casos de animales que parecen haber contado sus sueños a un humano: los gorilas Koko y Michael. La investigadora Penny Patterson informa que Koko ocasionalmente habla sobre eventos fantásticos, personas y lugares que no ha visto recientemente. Michael, que se sabe que fue capturado cuando los cazadores furtivos mataron a su familia, a veces despierta y dice “La gente mala mata a los gorilas”.

Lo que sí sabemos con certeza es que la mayoría de los mamíferos tienen un ciclo de sueño similar al de los humanos, entrando en una etapa de sueño profundo, en la que el cerebro está mucho menos activo seguido de períodos de actividad llamados sueño de movimiento rápido de ojos (REM), fase durante ocurren los sueños en los humanos, y este paralelismo hace que la fisionomía del sueño sea similar a la de otros mamíferos.

En términos de posibles diferencias, sabemos que los animales pequeños, como los ratones, atraviesan las etapas de sueño mucho más rápido, por lo que es probable que tengan sueños más cortos y frecuentes. Los elefantes tienen un ciclo más largo que el nuestro, por lo que estarían en un sueño profundo más tiempo entre sus sueños. Los reptiles y los peces no tienen los ciclos REM / no REM, por lo que probablemente tengan “sueño sin sueños”.

Y ahora que los conocemos mejor…

es realmente bonito pensar que en sus sueños también les estamos acompañando. Y que nuestras caricias y cariños persisten hasta cuando no estamos ahí para dárselas.




Fuentes: People, Cultura Inquieta, Mis animales

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Retiran un cuadro del apóstol Santiago por ser “demasiado sexy”

El absurdo movimiento antivacunas empieza a afectar a los perros