in

¿Uñas de los pies amarillentas? Elimínalas con esta mezcla casera

Con el verano a la vuelta de la esquina -vale, aún queda bastante, pero cuando nos queramos dar cuenta estaremos clavando la sombrilla en la playa-, es normal que andemos con algunos “preparativos” estéticos para lucir lo mejor posibles. Me refiero a esos posibles kilos de más que aún no hemos conseguido perder desde Navidad, las depilaciones láser o la compra de bikinis y bañadores para ir a la última.

Una de las zonas que más solemos lucir en esta época del año son los pies, y por ello también merecen una puesta a punto. Así que, después de ver 7 remedios para eliminar las durezas, así como una pedicura casera, barata y fácil, no podíamos dejar en el tintero a uno de los problemas más habituales que, sin duda alguna, afean nuestros pies en verano. 

La onicomicosis –nombre científico de la afección que causa hongos en las uñas- es una condición que afecta las uñas que están lesionadas o expuestas con frecuencia a ambientes húmedos. El hongo Candida es uno de los más habituales, el cual se prolifera en las capas de las uñas aumentando su grosor y causando alteraciones de color, que van desde negro a verde, o el clásico tono amarillento.

Aunque para muchos esta condición pueda resultarles asintomática, este pequeño problema puede avanzar y provocar dolor, deformidad e incluso la pérdida de la uña. Por eso, es conveniente prestar más atención a nuestros pies no solo de cara al verano.

De este modo, hoy queríamos compartir con vosotros un remedio casero para atajar este problema, el cual se presenta con unos resultados formidables y que se prepara con 3 únicos ingredientes que todos solemos tener en casa. Toma nota:

Ingredientes

  • Alcohol
  • Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada)
  • Vinagre de manzana

Preparación y aplicación

  1. Mezcla la misma cantidad de cada uno de los ingredientes en un recipiente de cristal y agita la mezcla hasta crear una pasta uniforme. Es conveniente dejarla reposar durante unas horas antes de su aplicación.
  2. Con ayuda de un bastoncillo de los oídos o similar, aplica la solución en las uñas afectadas y deja que actúe durante 15 minutos. En casos severos repetir el proceso varias veces al día.
  3. Enjuaga tus pies con agua. Repite el proceso todos los días y pronto verás los increíbles resultados.

¿Quién os iba a decir que con algo tan simple y barato ibais a lucir unas uñas perfectas este verano? Pruébalo durante unos días y comparte los resultados con nosotros.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote