Como bien sabemos, en Venezuela se está viviendo una gran crisis económica, y esto atrapa nuestra alimentación, no hay producción nacional, no hay precios justos, y el salario mínimo no alcanza para un coño. El gobierno dice que los precios solidarios si están fijos pero ¿Dónde?

Nosotros, el pueblo, conseguimos los productos de la cesta básica en miles de bolívares, tanto en el supermercado como en la calle, a lo que llaman “Él bachaqueo”
¿Qué es el bachaqueo? Es la reventa de productos a precios elevados, si la harina pan tiene un precio de 750bs, el bachaquero te la tiene en 15.000mil bs, y así hasta con las medicinas. Sí señores esto es el bachaqueo, y lo más deprimente del caso es que él 77,4% de la población venezolana es bachaquera, ¿por qué? Que rico es no trabajar y robar a la sociedad.
Usted dirá, “bueno haga su cola y evítese el robo” pero no es tan fácil como decirlo. Levantarse a las 4am e ir a hacer la cola y tener 60 personas por delante y cuando caen las 8am ya tienes 300 personas, claro, si esas colas son de los bachaqueros y por cada uno de ellos llega la tía con tres hijos, la vecina con 4 maridos en moto y la carajita preñada con 8 muchachos colgando del brazo. ¿Fácil no?

El otro 23,6% de la población tiene dos opciones, o compra bachaqueado o come verduras y tubérculos, porque ni pan, solo yuca y cambur verde, así cualquiera adelgaza, tremenda dieta.
¿Nunca ha oído hablar de la dieta de Maduro? Pues bienvenido a mi artículo, aquí tendrá un pequeño resumen del porqué en Venezuela todos hacemos dieta, bueno claro, exceptuando los enchufados, ellos si comen bien, esos no hacen dieta.

Ahora hablemos de las carnes, ¿A qué sabe la carne? Tanto tiempo el pueblo comiendo sardina que el sabor de la carne y del pollo se convierte en él sueño venezolano.

Y eso no es todo, ¿Quieren saber qué es humillante? La bolsa. El gobierno cree que entregando una bolsa cada seis meses, una familia de 6 personas puede comer, ¿Qué trae? Lo básico, lo que haya, 4 harinas, 2 arroz, 3 pastas, 1 aceite, 1 azúcar y lo peor, 1 leche, ¡UNA SOLA LECHE! Y cuando hay porque si no te meten una salsa de tomate en compensación. Parece mucho pero no lo es, eso puede durar en mi casa 3 semanas máximo. De resto, arepa de yuca, arepa de auyama, pastel de ocumo, y cuando hay plata se compra Maíz pilado y se hace arepa. De resto, vivimos de las sobras del gobierno, ahora me pregunto yo.

¿Dónde está todo el dinero del pueblo?

Yo sé que todos se hacen la misma pregunta.

No es fácil señores, no es fácil salir a trabajar 8 horas corridas y hasta más sin poder decir “Voy a comprarme tal”, no es fácil mandar a sus hijos al colegio, a sentarse y estudiar 7 horas sin comida, no es fácil escuchar “mamá quiero esto” pero menos fácil es decir “no tengo hijo”.

Ser un venezolano no es palabra, es corazón. No es vivir del hambre, es sobrevivir de la miseria. Ver personas comiendo de la basura y pensar “si tuviera le daría” y llorar, llorar de miedo porque en algún momento puedo pasar por eso.

Aquí hay dos opciones, o te vas del país, o te quedas a sufrir.
Mi madre suele decir, que aquel que no roba no vive, y me duele certificar y decir que en este país, eso es verdad.

Publicado en Insólito