Versión Cefálica Externa o la maniobra que puede evitarte una cesárea de urgencia

Publicado 22 marzo, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
version-cefalica-externa
PUBLICIDAD

Durante el embarazo, una de las cosas más comunes es que los bebés se muevan y cambien de posición dentro del vientre materno hasta el momento del parto. La colocación apropiada es la posición cefálica, es decir, que la parte del bebé que está más avanzada sobre el canal del parto es la cabeza. Por el contrario, cuando decimos que el bebé viene de nalgas es porque este tiene apoyadas sus nalgas o pies sobre el canal del parto.

Para establecer una posición fetal correcta, existe un procedimiento llamado Versión Cefálica Externa (VCE), solo recomendado a partir de la semana 37 de embarazo. Se trata de una maniobra externa que busca cambiar la posición del bebé para colocarlo en de manera cefálica.

Pero no penséis que se trata de una técnica nueva, sino que lleva usándose desde la antigüedad. De hecho, fue de uso muy común hasta mediados del siglo XX. A partir del año 2000 se volvió a poner en práctica para intentar reducir la tasa de cesáreas.

embarazo

Pixabay

¿En qué consiste la Versión Cefálica Externa?

La Versión Cefálica externa (VCE) es una técnica cuyo objetivo es dar la vuelta manualmente al bebé que está mal colocado con el objetivo de evitar un parto de nalgas o una cesárea.

Pese a ser la mejor alternativa, recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su efectividad y seguridad, para evitar el riesgo de morbinatalidad infantil y materna asociado tanto a un parto vaginal como a una cesárea en posición podálica, es todavía una práctica poco común algunos países. Son muchas las madres a las que no se les ofrece esta alternativa cuando sus bebés están mal colocados. Lo ideal es no intentarlo antes de la semana 37 de embarazo.

En una VCE básicamente el ginecólogo intenta recolocar la bebé manualmente desde fuera, como veréis en las siguientes imágenes así como en el vídeo al final del post.

Generalmente se administran primero tocolíticos (medicamentos para evitar las contracciones uterinas) a la madre para relajar los músculos del útero y el abdomen y facilitar la maniobra. El índice de éxito de la VCE con tocólisis es superior.

Hay que entender que no siempre es tan fácil como en el ejemplo que estáis viendo. El éxito del procedimiento tiene que ver mucho con la colocación y el tamaño del bebé, así como el tono muscular abdominal, el grado de colaboración de la madre, el peso de la misma, etc. La maniobra puede resultar algo molesta o no ser efectiva, pero se trata de una opción bastante segura que podría evitar una cesárea programada.

Como veis, el ginecólogo va consiguiendo que, poco a poco, el bebé vaya girando y adoptando la posición cefálica. La presión debe ser moderada y continua, sin movimientos bruscos, y con una lubricación externa considerable.

Lo ideal es realizar ecografías antes y después de la maniobra para verificar la posición del feto. Además, lo suyo es contar con un monitor fetal para realizar un test de estrés antes y después del procedimiento, así como un quirófano por si produjera cualquier complicación.

No siempre está recomendada

Existen diversos factores de riesgo que desaconsejan la práctica de este procedimiento:

  1. Placenta previa
  2. Existencia de cicatrices uterinas por cesáreas o intervenciones previas
  3. Embarazo múltiple
  4. Sangrado vaginal previo
  5. Retraso del crecimiento intrauterino
  6. Presencia de estrés o bradicardia fetal
  7. Riesgo de parto prematuro
  8. Oligohidramios
  9. Si el feto presenta una vuelta de cordón completa en el cuello
  10. Presencia de malformaciones fetales
  11. Hipertensión u obesidad materna

Si estáis dispuestas a probar esta técnica, debéis saber que no todos los centros la realizan, pero estadísticamente se trata de la mejor alternativa para evitar el parto en posición podálica y debería ofrecerse a todas las embarazas cuyos bebés estén mal colocados, siempre que todas las condiciones lo favorezcan.

A continuación os dejamos con el vídeo, en el que podréis ver un ejemplo exitoso de esta maniobra. Si queréis conocer más información acerca del VCE, podéis hacerlo en esta página.

Fuentes: Big Fish Lil Fish, enfermeria21

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.