¿Es mejor limpiar con vinagre o con lejía? Te contamos la respuesta y por qué NUNCA debes mezclarlos

Publicado 23 marzo, 2021 por Sandra Morales
vinagre-o-lejia
PUBLICIDAD

Durante el año 2020 aprendimos la importancia de mantener la higiene de todo lo que tocamos, así como de nosotros mismos. Al principio de la pandemia, incluso escaseaban algunos productos debido a la histeria colectiva. Algunos incluso compraron artículos de higiene y limpieza en cantidades industriales por si en un futuro escaseaban, por suerte esto no fue así. Lo cierto es que las autoridades sanitarias nos acostumbraron a limpiar y desinfectar todo, por lo que quizás una gran parte de vosotros continúe con esta rutina a día de hoy.

productos de limpieza

Lejía, desinfectantes, vinagre de limpieza, amoníaco… Todos conocemos la gran variedad de productos que, día a día, nos sirven para mantener nuestra casa limpia. Pero, ¿sabemos limpiar o desinfectar correctamente? Para averiguar esto, veamos primero la diferencia entre estas dos acciones.

¿Cuál es la diferencia entre limpiar y desinfectar?

desinfectando

Hoy en día, hay quien piensa que no hay diferencia alguna entre limpiar y desinfectar, que son sinónimos. Pero no, esto no es así. Básicamente, la limpieza consiste en acabar con el polvo, eliminar la suciedad y algunos gérmenes o bacterias de la superficie. Sin embargo, desinfectar significa matar gérmenes. Siendo más específicos, desinfectar se refiere a usar productos que matan prácticamente todos los gérmenes de una superficie.

¿Para qué sirve la lejía?

desinfección

La lejía es perfecta para llevar a cabo una buena desinfección. Esta solución matará, por definición, al 99.9 por ciento de los gérmenes con los que entre en contacto, y solo tardará unos 5 o 10 minutos. Cabe mencionar que conviene haber limpiado previamente la superficie que se quiere desinfectar para que los compuestos de la lejía sean más efectivos.

¿Y para qué sirve el vinagre?

limpieza lejia

A diferencia de la lejía, el vinagre es ideal para limpiar. Sus componentes ácidos contribuyen a eliminar la suciedad, y pese a que tiene «propiedades desinfectantes», no es un desinfectante como tal. Mata algunos de los gérmenes que se encuentra en determinadas condiciones, pero no acaba con ellos como lo hace la lejía. 

Pese a que ambos son unos buenos productos para mantener nuestra casa limpia, nunca debes mezclarlos, ya que puede resultar altamente peligroso.

Por qué no mezclar lejía y vinagre

La lejía que se suele utilizar en la limpieza doméstica está compuesta de hipoclorito de sodio diluido en agua. El vinagre, sin embargo, es una forma diluida de ácido acético. Cuando se mezcla hipoclorito de sodio (lejía) con cualquier tipo de ácido, en este caso ácido acético (vinagre), libera cloro gaseoso, lo cual puede ser potencialmente letal.

hombre sintiendose mal

La reacción que provoca mezclar estos dos elementos puede llegar a ser mortal, ya que el cloro gaseoso es extremadamente peligroso para la salud. Por eso te recomendamos que jamás los mezcles, y mucho menos respires o inhales estos productos. De hecho, esta mezcla es tan dañina que países como Alemania la usaron en la Primera Guerra Mundial.

Si ha sido inevitable inhalar esta combinación de elementos y la exposición ha sido relativamente breve, podrás experimentar irritación en las fosas nasales, así como en la boca y garganta e incluso en los pulmones. Si la exposición ha sido prolongada, podrás notar: visión borrosa, ardor, tos, presión en el pecho, náuseas o dificultad para respirar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...