in

“Yo no he tirado la tablet” La razón por la que tenemos que ser cautos al regañar a nuestros hijos

Es posible que hayáis escuchado más de una vez la frase “Siempre es bueno es que haya niños cerca para echarles la culpa”. En la mayoría de ocasiones se utiliza de un modo irónico, refiriéndose a que nos gusta buscar culpables donde puede que incluso no los haya.

Pero esta frase esconde una verdad tristemente incomoda. Los más pequeños tienen siempre menos posibilidades de defenderse frente a las acusaciones. Es cierto que algunos niños mienten, pero otros no.

No creer a un niño cuando dice la verdad es una experiencia francamente frustrante para el pequeño. Además si el infante piensa que no le van a creer cuando diga la verdad ¿por qué va a decirla?.

El caso que os vamos a contar hoy es uno de los muchos que suceden todos los días. Un niño culpado injustamente de algo que el no hizo. Por suerte esta vez tuvo un buen final.

Una madre llegó a mi tienda con una tablet rota. Iba a acompañada de su hijo el cual, según ella, era el culpable de que el aparato estuviese roto. El pequeño le dijo a su madre que el no había sido, que no había tocado la tablet y, por lo tanto, no se le había caído. Pero su madre no lo creía. La verdad es que viendo las fotografías tiene toda la pinta de haber sufrido alguna caída.

Una vez abrí el aparato vi cual era el problema. La batería se había hinchado tanto que había destrozado el aparato. Inmediatamente le comunique a la mujer que su hijo decía la verdad y que el aparato no había sufrido ninguna caída.

Las baterías actuales son en realidad un deposito de diversos elementos químicos. Cuando estos funcionan mal por algún motivo se pueden empezar a hinchar y acabar como la de las imágenes. El mal funcionamiento puede deberse desde un fallo en la construcción de la batería hasta estar sometida a demasiado calor.

Esto demuestra que debemos tener mucho cuidado cuando acusamos a nuestros hijos de algo sin pruebas. A nosotros tampoco nos gustaría que nos echasen la culpa de algo que no hemos hecho. Ya sabéis, la próxima vez que vayáis a regañar a vuestro hijo por algún motivo, aseguraos de que es cierto, de otro modo solo provocaremos frustración en el pequeño.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote