Cómo ser «zero waste»: 6 trucos fáciles para cuidar más del planeta

Publicado 30 mayo, 2020 por Vanessa P.
PUBLICIDAD

Aunque la meta de la filosofía Zero Waste sea eliminar por completo la basura doméstica y no enviar ni un solo plástico al contenedor, para la mayoría de nosotros esto es imposible. Incluso aunque reduzcamos nuestro consumo de plástico y otros materiales, no está en nuestra mano controlar de qué están hechos los envoltorios de los productos que compramos, o los productos en sí. Nuestro objetivo no es que dejes de producir residuos por completo, sino que te acerques lo máximo posible al Zero y ayudes al planeta siguiendo trucos fáciles.

¿Cuáles son los principios básicos del Zero Waste?

zero waste filosofía

El movimiento Zero Waste se basa en la regla de las 3 erres: reducir, reutilizar y reciclar. La cultura consumista del «usar y tirar» imperante en los países desarrollados, está provocando graves problemas en el medioambiente. El vertido de sustancias químicas y otros productos contamina océanos, lagos y mares. Los plásticos que tan poco nos cuesta tirar al suelo estropean los paisajes, acaban con la vida de muchos animales y además tardan entre 100 y 400 años en degradarse.

Visto que cada vez generamos más residuos, la meta es rechazar lo que no necesitamos y comenzar a practicar un consumo responsable. Aunque al principio parezca más difícil porque parece que absolutamente todo en este mundo lleva plástico y que es imposible prescindir de él, si empiezas poco a poco conseguirás marcar una diferencia en la cantidad de desperdicios que aportas al planeta.

6 trucos fáciles para empezar con el Zero Waste

reciclar ecología

1. Compra alimentos en tiendas locales y a granel

De esta manera, gastarás mucho menos plástico y también ahorrarás dinero. Además, apoyarás al comercio local.

2. Lleva una bolsa de tela, botellas y termos reutilizables para el agua y el café

Llevar una bolsa de tela a la compra, y comenzar a usar botellas y termos reutilizables puede marcar la diferencia si te pones a pensarlo a finales de año. Cada una de las bolsas de plástico que te venden en el supermercado cuesta dinero, así que imagínate si optas por ahorrar todas las que te podrías gastar en las compras de un año entero. Por otro lado, ahorrar en botellas de plástico y vasos de café desechables también te hará ahorrar dinero y es otra manera importante de ayudar al planeta.

3. No caigas en promociones y ofertas si no necesitas los productos

Deja de caer en la tentación y que no te brillen los ojos con cada oferta que veas en el supermercado. No compres productos que no necesitas o que no vas a utilizar, y ahorrarás más dinero que aprovechando las promociones.

compra responsable

4. Reduce tu consumo de carne y opta por las verduras

La industria cárnica es una de las que más contamina el planeta. Según Greenpeace, es responsable del 92% de las emisiones de amoníaco y del 50% de los vertidos de nitrógeno en las aguas. Reducir nuestro consumo de carne ayuda de manera indirecta al planeta y puede ayudar a mejorar nuestra salud.

5. Utiliza compresas de tela o copas menstruales

Los productos de higiene como las compresas y los tampones desechables terminan formando una gran montaña de basura. Para evitar esto, es buena idea utilizar copas menstruales y compresas de tela, que además de durar mucho más, suponen un ahorro para nuestro bolsillo.

6. Con los residuos orgánicos haz compost para tus plantas

Tan pronto como empezamos a hacer compost casero para nuestras plantas, se reduce la cantidad de basura orgánica que tiramos al contenedor. Además, la materia orgánica enriquece el suelo y nos ahorramos comprar abono.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.