El parque Zhangjiajie en China, en el que se inspiró Avatar y probablemente Dragon Ball

Publicado 12 julio, 2020 por Javier Escribano
parque-avatar-namek
PUBLICIDAD

Si cuando viste la película Avatar sentiste que esos paisajes, con descomunales bosques y montañas, solo podían existir en un remoto planeta alienígena, estás equivocado. El parque forestal nacional Zhangjiajie,en China, es lo más parecido a Pandora que tenemos en nuestro planeta.

El propio James Cameron confirmó que sus paisajes, en especial sus montañas con forma de columna, sirvieron de inspiración para diseñar los parajes de la película.

De hecho, una de estas montañas, de 1074, fue renombrada por la Asamblea Popular Provincial de Hunan como «Montaña Aleluya de Avatar» en homenaje a la película (que, por supuesto, atrajo a muchos turistas al lugar).

Pandora-Avatar

Montañas flotantes de Pandora – Avatar

Y no sólo con Avatar, el parecido con Namek es indiscutible, el planeta de Piccolo en el manga y anime Dragon Ball

namek

Namek, planeta de Piccolo en Bola de Dragón

 

El parque Zhangjiajie está situado al norte de la provincia de Hunan, y cuenta con una superficie de 4810 hectáreas. Fue establecido como el primer parque nacional de China en 1982, y en 1992 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El parque es reconocido también por algunas de las construcciones más grandes. En 2002 se construyó el ascensor Bailong, el mayor al aire libre del mundo, con 326 metros de altura. Cada una de las tres cabinas es capaz de subir a 50 visitantes a lo alto del precipicio en menos de dos minutos, ofreciendo unas impresionantes vistas en el proceso.

Naturalmente, semejante construcción en medio de un parque protegido por la UNESCO levantó polémica, aunque sus construcción trajo consigo algunos beneficios. Al ser utilizado por la mayoría de visitantes, se ha reducido el tráfico en las sinuosas (y peligrosas) carreteras que suben a lo alto de la montaña.

También se han cerrado hoteles y albergues en lo alto, al poder visitar el parque en una excursión de un solo día, lo que reduce el impacto del turismo. Además, es posible llegar al parque a través de un enorme teleférico.

Otra de las monumentales construcciones del lugar es el puente de cristal más largo del mundo. Mide 430 metros de largo, 6 de ancho y alcanza una altura de 360 metros de alto sobre el Gran Cañón de Zhangjiajie.

Sus placas de cristal permiten ver el fondo del valle (si te atreves), pero no te preocupes: son totalmente resistentes. De hecho, llegaron a hacer una demostración, con varios forzudos golpeando el cristal con mazos sin que se rompiera.

Pero el parque no solo ofrece vertigionosas vistas. También da la oportunidad de ver de cerca, y en su estado natural, a una población de macacos. Estos monos están acostumbrados a los miles de visitantes que recibe el parque a diario, y te los puedes encontrar en cualquier lado.

Ten cuidado, eso sí, porque son especies salvajes y agresivas: no les mires a los ojos (lo interpretan como una señal de desafío), y ten mucho cuidado con las sobras de tu comida: ¡han aprendido a abrir las bolsas y llevarse todo lo comestible que encuentren!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...