Pasan los meses y el ser humano continúa demostrando que es el animal más salvaje y despiadado de todo el planeta.

Tras el cruel asesinato de Cecil el León en Zimbabwe el pasado mes de Julio, hoy hemos conocido la triste noticia del envenenamiento y mutilación de Yongki, el elefante.

Este magnífico ejemplar de elefante asiático era todo un símbolo nacional en Indonesia, y tremendamente conocido por su labor en la conservación de la fauna del Parque Nacional Bukit Barisan, en la isla de Sumatra.

Yongki, el gran elefante

elefante asesindo en sumatra4

Según ha comunicado la dirección del Parque Nacional, el animal, que pertenecía a una especie en peligro de extinción, fue asesinado por un grupo de cazadores furtivos con veneno, para después robar sus colmillos en la mañana del 18 de Septiembre de 2015.

Yongki, no era un elefante cualquiera, pues estaba entrenado y ayudaba a los agentes del parque a controlar, calmar y proteger a otros elefantes salvajes, así como a los pueblos colindantes si estos provocaban alguna estampida violenta.

Su muerte y mutilación ha indignado a la población indonesa que, agradecida por el buen trabajo del paquidermo, le profesaba un gran cariño. Una estima no compartida por los cazadores furtivos, ya que a menudo era Yongki quien desbarataba sus despiadados planes.

Con crueldad y alevosía
elefante asesindo en sumatra3
La premeditación con la que se ha ejecutado este asesinato ha convulsionado a la opinión pública, ya que los furtivos han demostrado haber planeado todos los detalles.

No sé han encontrado heridas de balas en el animal, sino una coloración azulada en su lengua. De esta forma, el ruido de los fusiles no habría alertado a los cuidadores y el silencioso veneno les habría dejado vía libre para mutilar el cuerpo y transportar los colmillos de 2 metros de longitud.

Tampoco los cuervos alertarían a los servicios de vigilancia, ya que estos animales carroñeros rechazarían la carne envenenada y no volarían formando círculos en torno al cadáver, dando tiempo extra a los delincuentes para huir.

Indignación en la red

elefante asesindo en sumatra2

Al igual que la muerte de Cecil, la de Yongki ha encendido las redes sociales. Millones de muestras de cariño, fotografías y frases de homenaje han inundado la red acompañados de la etiqueta #RIPYongki.

Famosos y personalidades de todo el mundo han vuelto a pedir una respuesta global contra el mercado negro y el contrabando de animales en peligro de extinción, así como sanciones ejemplares para sus asesinos.

Esperemos que estas peticiones tengan una rápida respuesta y no tengamos que continuar dando amargas y tristes noticias.

Fuente: CNNespañol

Publicado en Miscelánea