A lo largo de la historia ha habido timos enormes y de todas clases. Como, por ejemplo, cuando Peter Minuit compró la isla de Manhattan a los indios por 24 dólares o la estafa piramidal que Carlo Ponzi se sacó de la manga. Y es que hay gente que parece que lleva en su ADN esto de engañar a los demás.

Por desgracia los timos van evolucionando con los tiempos adaptándose a las nuevas tecnologías. Internet es un coto de caza ideal para estos sinvergüenzas amigos de lo ajeno. Pero no podrán engañarnos, si somos conocedores de sus artimañas.

Hoy vamos a comentaros unos cuantos de estos engaños que están circulando por nuestros teléfonos móviles y ordenadores. Como muy bien dice el refrán: “hombre prevenido vale por dos“.

El cupón del Burger King

Es posible que os haya llegado un mensaje como el de arriba al teléfono móvil o al correo electrónico. Esta supuesta promoción no tiene absolutamente nada que ver con la empresa Burger King. En realidad, si pincháis el enlace os redirecciona a un página donde os pedirá una serie de datos. Lo más probable es que acabéis suscritos a una lista de mensajería premium y os cobren “X” cantidad por cada mensaje que recibáis.

El cupón aniversario de Mercadona

Mercadona quiere celebrar su 125 aniversario sorteando unos vales de 250€ por la cara bonita. Lo principal y más sospechoso es que Mercadona no puede celebrar su 125 aniversario porque apenas tiene 40 años. Esto resultó ser un timo parecido al del Burger King, donde lo único que buscaban era obtener nuestros datos para utilizarlos de forma fraudulenta.

Los cupones de 500€ de Zara

Una cosa está clara, Amancio Ortega no se ha hecho millonario regalando cupones de 500€ así porque sí. Este fraude se ha extendido principalmente por WhatsApp. El fin es exactamente el mismo que los otros dos. Recaudan tu datos, te piden el nº de teléfono y te apuntan a los servicios que a ellos les parezca bien, vaciándote tu cuenta corriente antes de que te des cuenta.

Existen más engaños de este tipo, pero utilizando otras marcas como RayBan, McDonald’s o Starbucks. En algunos incluso te hacen una especie de encuesta para intentar dar veracidad al timo. Para evitar caer en este tipo de engaños lo mejor es no dar nuestro número de teléfono en ningún sitio web sospechoso. Así nos ahorraremos disgustos posteriores.

Fuente: Huffington Post, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea