Cuando ya creía que nada podría sorprenderme en el mundo de las tartas me quedo con la boca abierta una vez más. Ya habíamos visto tartas increíblemente bonitasbizcochos que se merecían estar en un museo, dulces que imitan a la perfección otras comidas e incluso tartas que son originales y creativas hasta más no poder.

Todas ellas tenían en común que son fijas. Quiero decir, la tarta se hace, se deja en el plato y de ahí no se mueve hasta que se sirve. Estas esculturas de azúcar, harina y huevos, resistían como si fueran bastiones de batalla esperando a ser devoradas por lo comensales. Bien, pues después de este vídeo uno de los pilares de la industria pastelera se va a tambalear, y nunca mejor dicho.

Asistimos al cumpleaños de un niño de tan solo 6 añitos y fan incondicional de las películas de los Transformers. Los films están protagonizados por unos autómatas divididos en 2 bandos, los Autobots (los buenos) y los Decepticons (los malos). Estos robots se caracterizan por poder cambiar su forma humanoide a la de un coche, avión, cinta de vídeo, etc. según su facción.

El pequeño estaba obsesionado con Optimus Prime, líder de los Autobots y uno de los protagonistas de esta saga, por lo que le pidió a su madre que le hiciese una tarta de este personaje para su cumpleaños. Lo que el pequeño no se esperaba es que la tarta se transformase en tiempo real igual que lo hace su héroe favorito.

Si quereis ver el invento y la cara de alucine de todos los asistentes a la fiesta dadle rápido al play.

Fuente: russellmunro

Publicado en Familia