Hemos visto que se pueden hacer casas con prácticamente cualquier cosa. Las hay de madera, metálicas e incluso con sacos de arena al más puro estilo hobbit. Además, el factor localización de las viviendas está mutando continuamente, rompiendo con los cánones de asentamiento perenne, para adoptar un estilo de vida nómada, en el sentido literal de la palabra, como este barco reconvertido en un lujoso apartamento, o este viejo remolque transformado en el hogar hippie definitivo.

El movimiento de las ‘tiny houses’ o casas diminutas, tan arraigado en Estados Unidos, propone una nueva filosofía de vida por la que muchos no pueden evitar sentirse atraídos, sumando cada vez más simpatizantes deseosos por cambiar sus hipotecados hogares, por un aire con olor a libertad e independencia. Y si además, están fabricadas con materiales económicos, como estas originales casas arqueadas, mejor que mejor.

Sin embargo, hoy vamos a hablar de algo completamente distinto. Se trata de un concepto que seguramente de primeras no llamará mucho vuestra atención, ya que la casa ha sido fabricada a partir de un contenedor de transporte marítimo, pero cuando veáis el resultado final, estoy convencido que cambiaréis de idea:

Cúbica es una empresa costarricense que construye casas a partir de contenedores de transporte marítimo de 15 metros cuadrados

casa_1

No obstante puede alojar hasta cuatro personas, por lo que puede convertirse en un fabuloso destino en cualquier destino vacacional, incluso para alquilar

casa_2

¿Lo mejor de todo?. Cuenta con una magnífica terraza en la azotea, a la que podemos acceder por unas escaleras exteriores, perfecta para cenas familiares o como solarium

casa_3

El interior, vestido de colores cálidos y terrosos, cuenta con un montón de espacio inteligentemente distribuido y una iluminación LED empotrada para dar sensación de amplitud. Las puertas correderas se convierten en un desahogo bastante útil dentro de los escasos 15 metros de casa

casa_4

La cocina posee todo lo fundamental: un pequeño refrigerador, cocina de dos fuegos, horno-microondas y lavavajillas

casa_5

Inmediatamente después de la cocina hay una mesa plegable, ideal para comer, estudiar o trabajar

casa_6

El dormitorio, escondido justo a la izquierda de la cocina, puede parecer un poco apretado. Por eso cada cama cuenta con su propia ventana, aportando sensación de amplitud al espacio

casa_7

Si plegamos la mesa de la cocina y bajamos toda la estructura, convertiremos el comedor en el dormitorio principal

casa_8

El baño, aunque no es muy grande, posee todo lo necesario para nuestro aseo

casa_9

Lo más sorprendente de todo es que podemos dejar la casa completamente cerrada, ya que el techo del porche puede plegarse. Una idea fantástica para cuando estemos fuera de ella durante unos días

casa_10

¿Y vosotros? ¿Podríais vivir en un contenedor de transporte marítimo como este?. Hacédnoslo saber a través de vuestros comentarios.

Fuente: littlethings

Publicado en Hogar