10 síndromes con nombres raros aunque puede que padezcas alguno…

Publicado 22 enero, 2020 por Vanessa P.
sindrome-paris
PUBLICIDAD

El funcionamiento del sistema nervioso humano es lo suficientemente complejo como para que se den todo tipo de síndromes que pueden resultar difíciles de creer. A pesar de que el cerebro suele darnos una concepción con sentido sobre la realidad, en ocasiones ciertas alteraciones hacen que nuestra manera de percibir las cosas y las relaciones interpersonales se modifiquen sin que ni siquiera nos percatemos de ello. A continuación, presentamos una lista de diez síndromes con nombres raros que quizás padezcas sin haberte dado cuenta, o que quizás sufra alguien de tu entorno.

1. Síndrome del pájaro carpintero

síndromes con nombres raros

El síndrome del pájaro carpintero es la tendencia a perseverar e insistir en una idea, aunque ello no lleve a un diálogo constructivo. Se manifiesta cuando una persona nunca está dispuesta a dar su brazo a torcer, lo cual conduce a un bucle de discusiones tóxicas en las que se repiten los mismos argumentos, sin que haya un avance.

Este estilo de comunicación genera un ciclo tóxico en el que nadie gana y que desgasta las relaciones. Las ideas se repiten hasta el infinito, el problema que se trata se hace cada vez mayor y la otra persona involucrada en la relación termina por cansarse de la dinámica y alejarse.

2. Síndrome de Fortunata

síndrome de fortunata

Las mujeres que sufren este síndrome sienten una sensación de amor intenso y fidelidad hacia un hombre que está casado, y a su vez un fuerte desapego hacia los demás hombres. Las pacientes sienten que son ellas quienes tienen que estar con ese hombre, no la esposa de él, y que si no están con su amado, la vida no tiene sentido.

El síndrome se mantiene a través de los pensamientos fantásticos y las ilusiones que ellas se hacen sobre un futuro conjunto con ese hombre. Para quienes sufren el síndrome de Fortunata, todo es culpa del amor y pueden llegar a abandonarlo todo si el amado así lo desea.

3. Síndrome de Artemisa

síndrome de artemisa

El síndrome de Artemisa es desgraciadamente un fenómeno que afecta a muchas parejas. Se trata, básicamente, de la dependencia emocional. Quienes sufren dependencia emocional, sienten el amor como una emoción muy intensa y basada en la necesidad constante y excesiva del otro.

Cuando la pareja no está, los pacientes del síndrome de Artemisa sienten sentimientos negativos y un fuerte vacío emocional, junto con deseos autodestructivos. Las personas que sufren dependencia emocional se sienten atados a la relación que tienen y no pueden escapar de ella aunque quieran. Tienen un sentimiento crónico de insatisfacción, miedo a estar solos y baja tolerancia al aburrimiento.

4. Síndrome de París

síndrome de parís

El Hikikomori o síndrome de París es una patología muy extraña que sufren casi exclusivamente los turistas japoneses que visitan la capital francesa. Básicamente, ocurre cuando los turistas japoneses se sienten decepcionados al visitar Europa y ver que las ciudades no cumplen con sus expectativas. Los síntomas son los mareos, extrema sudoración, ansiedad, delirios e incluso alucinaciones.

Aunque parezca una tontería, la embajada de Japón en París lleva años poniendo a disposición de los turistas de su país servicios de urgencia y líneas de asistencia telefónica para tratar este problema. Cada año, doce ciudadanos japoneses tienen que ser repatriados para recuperarse del shock que les causa París.

5. Síndrome del Salvador

síndrome del salvador síndromes con nombres extraños

El síndrome del salvador es uno de los más comunes de los que mostramos en esta lista. Quienes padecen este síndrome se hacen siempre cargo de los problemas y tareas de los demás. Intentan ayudar a sus conocidos aunque ello suponga sacrificar su propia salud mental y física. Así, consiguen sentir que son imprescindibles y que su vida tiene sentido.

Las consecuencias de este síndrome son que la persona que lo padece se olvida de su vida y de sus necesidades, para así atender las de los demás. Además, si llegado un momento las personas de su entorno deciden prescindir de su ayuda, sienten mucha frustración y dejan de verle sentido a la vida.

Para las personas que ejercen de «salvadas» también hay consecuencias, y es que no pueden desarrollarse adecuadamente como individuos independientes, ya que el salvador les ayuda con todo, y tienen una baja autoconfianza.

6. Síndrome de Bonnie y Clyde

síndromes con nombres raros bonnie and clyde









Aunque el nombre oficial de esta parafilia es hibristofilia, se le conoce comúnmente como síndrome de Bonnie y Clyde. Este síndrome se basa en sentirse atraído sexualmente hacia personas que han cometido todo tipo de atrocidades. Es un problema poco común que sobre todo afecta a las mujeres, pero muy peligroso y potencialmente letal.

Las pacientes de hibristofilia suelen enamorarse de un delincuente peligroso porque les ven como hombres viriles y atractivos a los que transformar y redimir a través del amor. Para ellas, asesinos de la talla de Ted Bundy son carismáticos y deben ser protegidos porque están indefensos.

Ellas pueden llegar a enviarles cartas de amor a la cárcel e incluso proponerles matrimonio. En algunos casos, algunas admiradoras que lo sufren han llegado a casarse con su objeto de admiración.

7. Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas

síndromes con nombres raros alicia en el país de las maravillas

Al igual que le ocurría a Alicia en la novela de Lewis Carroll, las personas que sufren el Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas experimentan alteraciones en la percepción del espacio y el tiempo.

Dentro de su consciencia, los objetos son mucho más grandes o pequeños de lo que realmente son. También puede ocurrirles al percibir el paso de las horas, ya que en algunos lugares o momentos sienten que el tiempo deja de regirse por sus normas tradicionales.

8. Síndrome de Capgras

capgras síndromes con nombres raros

El síndrome de Capgras afecta a aspectos subjetivos y emocionales de nuestra manera de reaccionar ante la presencia de otros. Básicamente, quienes presentan este delirio creen que sus conocidos han sido sustituidos por impostores, aunque no haya motivos objetivos para pensar algo así.

De este modo, pueden reconocer el cuerpo, la cara y la forma de vestir de sus familiares y amigos pero niegan que su identidad sea verdadera y reaccionan con hostilidad. Creen que todos ellos son actores que pretenden engañarle. Afortunadamente, se trata de un síndrome muy poco común.

9. Síndrome de Otelo

síndromes con nombres raros sindrome de otelo

Las personas que padecen el Síndrome de Otelo sufren el delirio de que sus parejas les están siendo infieles. Para mantenerlo, se basan en hipótesis muy extrañas y en detalles insignificantes.

Aunque pueda parecer un caso extremo de celos, se trata de una psicopatología que puede tener graves consecuencias tanto para quien la padece como para su entorno cercano, sobre todo para la pareja y todas aquellas personas con las que considera que se le está engañando.

10. Síndrome de Münchhausen

síndrome munchhausen

Quienes padecen el síndrome de Münchhausen fingen estar enfermos para que los demás les cuiden. En algunos casos, incluso pueden llegar a hacerse daño para convertirse en pacientes.

Este comportamiento forma parte de la necesidad de ser atendido y de recibir cuidados especiales constantemente, y se basa en las mentiras patológicas.

Una modalidad de esta psicopatología es el Síndrome de Münchhausen por poderes. En este caso, el cuidador de un niño, frecuentemente su madre, se inventa y/o provoca síntomas de una o varias enfermedades graves sobre éste. Se trata de una forma de maltrato infantil que puede acabar ocasionando problemas de salud considerables para el niño.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.