15 formas más efectivas y fáciles para reducir la ansiedad y el estrés

Publicado 8 noviembre, 2019 por Rafael Giménez
PUBLICIDAD

Vivimos tiempos complejos y no son pocos los que afirman que experimentamos una epidemia de estrés. Ante esto, te proponemos 15 formas sencillas y efectivas para mejorar tu estado de ánimo y tu salud mental.

1. Sonríe, aunque sea forzosamente

Sonreir forzosamente

DepositPhotos

Quizás te parezca poco serio, pero la verdad es que la sonrisa tiene propiedades relajantes. Está comprobado que una sonrisa, incluso una forzada, ayuda a reducir los niveles de estrés. La risa, además, es un remedio poderoso. Así que ya sabes, si estás estresado, lo mejor que puedes hacer es divertirte: mira una película graciosa, encuentra memes divertidos o, simplemente,  ve a buscar esa cosa o persona que te hace feliz.

2. Huele flores

Las flores no cumplen una función meramente estética, sino que sus aromas tienen efectos poderosos en nuestro organismo. Un estudio de 2015 indicó que las personas que están en contacto con plantas y flores reducen sus niveles de ansiedad.

No hace falta que vayas al bosque. Basta con tener unas macetas en casa. Además, el hecho de cuidarlas, regarlas y, simplemente, estar rodeado de ellas es suficiente para mejorar tu nivel de vida.

3. Agradece

Escribir suele ser una forma muy eficaz para ordenar nuestras ideas. ¿Estás estresado? ¿Te sientes ansioso? Escribe sobre las cosas que te gustan, que te hacen bien y, especialmente, sobre las cosas por las cuales estás agradecido.

Puede que al principio te resulte extraño, pero a medida que dejas fluir las palabras, te sorprenderás con la cantidad de asuntos, circunstancias y personas hacia las cuales te sientes agradecido y que no eras consciente de ello. Si haces este ejercicio, notarás cómo tu percepción de bienestar comienza a cambiar.

4. Dibuja

No te preocupes por cuestiones cómo qué vas a dibujar ni tampoco digas que no sabes cómo. No se trata de crear una obra de arte ni de buscar la admiración de tus pares. Dibujar y garabatear es una forma eficaz de bajar los niveles de ansiedad.

Según este artículo, muchas personas en posiciones de toma de decisiones y en ejercicio del poder acuden a esta técnica para pensar con más claridad y calmar los nervios.

5. Haz ejercicio

Este es, quizás, el consejo más obvio de todos, pero no podemos ignorarlo: hacer ejercicio es una de las formas más eficientes para despejar la cabeza. Escoge tú cómo quieres hacerlo: puedes hacerte una rutina de ejercicios por la mañana en tu casa, puedes salir a correr por tu barrio o, incluso, puedes suscribirte a un gimnasio y solicitar el acompañamiento de un profesional.

Además, cualquier deporte sirve: juega al fútbol, nada o busca rutas de senderismo en tu ciudad. Las opciones son casi inabarcables, depende de tí.

6. Deja tu teléfono en casa

Estrés Ansiedad Sonrisa










Pixabay

En los últimos años, cada vez son más los estudios que alertan sobre la dependencia de los móviles y de las pantallas en general. Vivimos pendientes de nuestros teléfonos y tabletas y cuando nos olvidamos el teléfono en casa o nos quedamos sin batería pareciera que nos hemos quedado sin los cinco sentidos.

¿Cuándo fue la última vez que estuviste paseando en la naturaleza, disfrutando de una cena con amigos o asistiendo a un concierto sin haber hecho ni una sola foto o video? ¿Miras el teléfono ni bien te despiertas? Error. Estas prácticas no hacen más que llenarnos de ansiedad. Desintoxícate un poco, vive un día no digital y verás cómo te sientes mejor.

7. Sal al sol

El astro rey, fuente de toda vida, nos hace bien. No solo necesitamos del sol para nuestra piel, sino también para nuestro estado de ánimo. Un paseo por el parque o, incluso, unos minutos de cara al sol nos ayudan a relajarnos y a sentirnos mejor.

Diversos estudios dan cuenta de la importancia que tiene para el ser humano el contacto con la naturaleza y con el sol. Así que ya sabes, debes garantizarte tu contacto con la naturaleza al menos una vez al día. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

8. Bebe té en lugar de café

Nos levantamos muy temprano, desayunamos mal y viajamos apiñados en transportes públicos para meternos en oficinas ruidosas durante horas. ¿Cómo aguantamos esta vida? Con café, litros y litros de café. Pero pese a sus propiedades bondadosas, solemos abusar de esta bebida, lo que genera graves problemas de salud.

Además del consumo excesivo, no todo el café que consumimos es de buena calidad. De hecho, ¡todo lo contrario! Entonces, ¿qué te parece si empiezas a sustituir algunos de esos cafés por tés? Se ha demostrado que las personas que beben té negro en situaciones estresantes manejan niveles de bienestar mucho más satisfactorios que los que optan por el café.

9. Come sano

Esta es una de las formas más inteligentes de bajar tus niveles de estrés, aunque no muchas personas están dispuestas a modificar sus hábitos alimenticios. Pero lo cierto es que comer más frutas y vegetales, realmente, ayuda a modificar el estado de ánimo.

No te estamos recomendando aquí que abandones las proteínas animales (hazlo si tú quieres), pero sí que consideres una dieta sana si lo que te interesa es estar más tranquilo, más feliz y más empático.

10. Baila

Lo sabemos, algunos de nosotros nos avergonzamos un poco de nuestro desempeño en la pista de baile, pero no se trata aquí de ganar un concurso ni salir de ligue. Estamos hablando de salud mental y bailar es un poderoso remedio contra el estrés y la ansiedad. Las personas que bailan presentan niveles de estrés y de ansiedad más bajos que los que prefieren quedarse con el codo apoyado en la barra.

La música siempre fue un aspecto clave para los seres humanos y ha estado ligada siempre a aspectos rituales, culturales, religiosos y sociales, pero hay una dimensión que no siempre suele tenerse en cuenta: la salud. Así que baila, baila y baila sin preocuparte si te miran. Verás cómo mejora tu actitud ¡y también tus movimientos!

11. Di palabras malsonantes

Esta técnica no es recomendable en la oficina o en el transporte público, pero es muy, pero muy eficaz en situaciones de estrés. Las investigaciones han demostrado repetidas veces que las personas dicen tacos mientras realizan tareas estresantes sobrellevan estas situaciones de una manera mucho mejor que aquellas otras que no han recurrido a malas palabras. Toleramos mejor el dolor, por ejemplo, si decimos palabrotas de vez en cuando.

12. Entrégate al amor

Un poco obvio, ¿verdad? Pues sí, hacer el amor te quita el estrés y la ansiedad. Está comprobado que al tener sexo liberamos endorfinas y nos relajamos, así que ya sabes, si notas que algún compañero/a de trabajo que te atrae está pasando por un momento de estrés y/o ansiedad, ¡quizás sea tu momento de actuar!

13. Juega con tu mascota

Puede que al pensar en una mascota se te vengan a la cabeza algunos aspectos molestos, como el pelo suelto por la casa o los excrementos en el jardín, pero lo cierto es que poseer una mascota es una de las herramientas más eficaces contra el estrés y la ansiedad.

¿Te sientes así? Ve a jugar con tu mascota o, simplemente, dedícale unos instantes para acariciarla. Verás cómo tu estado de ánimo mejora de inmediato.

14. Date una rica ducha

Un clásico: una ducha calentita ayuda a bajar los niveles de estrés y ansiedad. Es un momento de relajación e intimidad, en la que el mundo parece dejar de importar y todo lo que hay eres tú y el agua.

15. Siéntate derecho

Esta es la última recomendación, pero no por eso es la menos importante. ¡siéntate derecho! Ciertos estudios sugieren que sentarse con la espalda recta impacta positivamente en nuestro humor. Así que la próxima vez que te sientas estresado, siéntate bien, con los pies en el suelo y la espalda recta. Relaja los hombros, endereza la cabeza y respira. Verás cómo comienzas a sentirte mejor.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.