3 patrones de comportamiento que destruyen la relación más feliz

Publicado 11 diciembre, 2019 por Vanessa
problemas-pareja
PUBLICIDAD

Es muy fácil que nuestros patrones de comportamiento hagan que una relación con otra persona se resienta o incluso llegue a romperse. Esto puede ocurrir con cualquier vínculo que compartamos, pero sobre todo se da en las relaciones de pareja. Al fin y al cabo, nuestra pareja es la persona con la que solemos pasar más tiempo, más en el caso de convivir con ella.

Cuando se lleva algunos años juntos, es más sencillo caer en la rutina, perder el interés en el otro y acomodarse a conductas que no vienen bien si queremos continuar con la relación. Según Carolyn R. Owens, experta en Coaching, se deben evitar los siguientes comportamientos para ser feliz con nuestro cónyuge.

1. Hablar demasiado sobre el trabajo

patrones de conducta

Es normal que en el día a día pases muchas horas en el trabajo, viajes por asuntos de negocios y establezcas malas y buenas relaciones con tus compañeros. Esto, probablemente, desemboca en que, en cuanto llegas a casa, comienzas a contarle todo lo que te ha ocurrido durante la jornada a tu pareja. Se trata de uno de los patrones de comportamiento más comunes.

Es posible que quieras hablar y compartir todo con tu pareja, y que ella quiera hacer lo mismo contigo. En cambio, no estamos tan seguros de que debas hacerlo. En muchas ocasiones, lo mejor es dejar que los asuntos laborales se queden en la oficina, y no hablar demasiado del trabajo en casa.

Si pasas mucho tiempo hablando de lo que te ocurre trabajando, tu pareja quizás termine cansándose. Al final, son historias muy repetitivas sobre personas a las que conoce, y sobre temas que probablemente no entienda o no le importen.

2. Demasiado compromiso

patrones de comportamiento

Hay momentos en los que debemos experientar cosas nuevas con nuestra pareja. En cambio, en muchas ocasiones no disfrutamos de las cosas que le gustan a ella, porque a nosotros no nos gustan. Lo mejor es dejar que cada uno haga las actividades que disfruta por separado.

En muchas ocasiones muchas parejas quieren pasar el máximo tiempo posible juntas y caen en la costumbre de pasar tiempo con actividades de las que no disfrutan. Esto provoca que se acumulen los pensamientos de estar perdiendo el tiempo, el resentimiento y la infelicidad, y la relación se resiente.

3. No tener tiempo para uno mismo

hombre sobre una montaña

Si solo haces lo que hace feliz a tu pareja, terminarás perdiéndote a ti mismo en el camino. ¿Recuerdas las cosas que te traían paz y alegría antes de tener pareja? ¿Recuerdas las cosa para las que te gustaría tener tiempo? ¿Cómo sería tu relación de pareja si te tomaras el tiempo necesario para conectar contigo mismo y trabajar en ti?

Algo tan sencillo como leer un libro, comenzar a tomar clases de yoga, meditar, leer o practicar algún deporte con otras personas que no sean tu cónyuge puede mejorar tu relación. Al pasar tiempo contigo mismo de calidad, aumentarás tus ganas de compartir el resto del tiempo con la otra persona.

Cuatro factores que matan por completo una relación, por John Gottman

John Gottman es uno de los mayores expertos en relaciones de pareja y a lo largo de 40 años ha analizado cientos de ellas. A lo largo de décadas ha realizado muchos estudios psicológicos para ver qué patrones de comportamiento predecían si una pareja se separaría.

Después de los estudios, concluyó que existían «4 jinetes del apocalipsis» que matan las relaciones:

  • El desprecio: Humillar, despreciar cualquier esfuerzo, cualquier detalle, acto o palabra. Usar sarcasmo y reproches, intimidar a la pareja con ironías en público y en privado. Estos comportamientos son muy dañinos y se consideran maltrato psicológico.
  • Las críticas: En el momento en el que una pareja no puede comunicarse sin que se forme una batalla campal de críticas afiladas, la relación está destinada a morir. Todo se tergiversa, todo duele, las conversaciones se llenan de humillaciones y dobles sentidos.
  • Estar a la defensiva: Cerrarse en banda y negarse a hablar cualquier problema es negativo para la relación. Esto, unido a echarle la culpa al otro en lugar de aceptar la culpabilidad propia, puede acabar con la relación y hacer que cualquier problema se cronifique.
  • La indiferencia: Hacer como que no pasa nada y quedarse indiferente ante cualquier situación crea cada vez más distancia en la pareja. Si esto no se soluciona, la relación no irá por buen camino.

¿Qué patrones de comportamiento ayudan a tener una buena relación?

Gottman concluyó que para armonizar y favorecer una buena relación, lo importante es la confianza y la intimidad, además de la admiración. Por otro lado, también es importante el cariño y tener la habilidad para demostrarlo, una buena comunicación, manejar emociones negativas como la ira, y tener la capacidad de resolver conflictos y llegar a acuerdos.

Otro estudio, realizado por las expertas Meg John Baker y Jacqui Gabbi sobre miles de matrimonios británicos, indica que una pareja duradera y feliz se apoya sobre el sentido del humor, el compartir valores y aficiones, ser amigos de verdad, cuidarse y apoyarse mutuamente, tener confianza, seguridad y cercanía, y estar enamorados. Curiosamente, el sexo pierde importancia para las parejas de personas mayores de 30 que ya tienen hijos. En general, los pequeños actos de aprecio y atención son los más valorados por el otro.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.