in

Asesinan a Xanda, el hijo del león Cecil que fue cazado por un dentista 

Seguramente recordaréis el caso del asesinato del león Cecil en el Parque Nacional de Hwange, Zimbabue, a manos del dentista Walter Palmer, quien pagó 55.000 dólares americanos para satisfacer su inmoral hedonismo. El caso conmocionó y movilizó a la opinión pública, tanto que Palmer se vio obligado a cerrar su clínica en EE.UU.

La gente llenó de pancartas y recuerdos la consulta de Palmer tras hacerse pública la noticia de la muerte de Cecil.

Dos años después de su muerte, el hijo mayor del felino, Xanda, también ha sido asesinado. Así lo han comunicado, con indignación y tristeza, los funcionarios que trabajan en el parque, quienes dieron la voz de alarma por la falta de movimiento del collar electrónico que el felino llevaba en su cuerpo.

Xanda tenía 6 años de edad y tenía varios cachorros. No podemos creer que ahora, dos años desde que su padre fuera asesinado, su cachorro más viejo, Xanda, se haya topado con el mismo destino. ¿Cuándo se dejará a los leones del Parque Nacional de Hwange vivir sus años como leones salvajes nacidos libres?“, expresaban los cuidadores del parque.

Las autoridades del parque han contado que Xanda murió durante una cacería organizada por la empresa RC Safaris, cuyo propietario es Richard Cooke, un cazador profesional conocido en Zimbabue. 

No obstante, como si esto fuera a redimir su culpa, Cooke no fue efectuó el disparo, pero sí fue quien descubrió que Xanda tenía un collar. Así pues, se encargó de devolvérselo a los investigadores y contarles lo que había sucedido. 

Xanda, hijo de Cecil, en el parque nacional de Hwange, Zimbabue

Andrew Loveridge, científico del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford, en unas declaraciones al Huffington Post, contó que habían estado siguiendo los pasos del león desde el pasado mes de octubre y que eran conscientes de que últimamente pasaba mucho tiempo fuera del parque. Sin embargo, no tenían modo alguno de evitar esta situación.

A pesar de que la muerte de Xanda ha reavivado el repudio internacional hacia la caza furtiva, las autoridades de Zimbabue recuerdan que urge cambiar la legislación lo antes posible, pues la cacería efectuada entra dentro de la legalidad.

La cacería efectuada es legal y como Xanda tenía más de 6 años, está dentro de los reglamentos estipulados“, reconocen con profundo pesar.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote