in

Devuelve el esplendor a tu vitrocerámica con estos 6 trucos de limpieza ¡El resultado es brillante!

Después de tantas comidas y cenas, es lógico que tu vitrocerámica no resplandezca como antaño. Todo ello sin contar las manchas de grasa o restos de algunas comidas, con las que tenemos que dejarnos las uñas para dejarla como los chorros del oro.

Si tienes cocina de gas, no te preocupes, pues también compartimos un truco infalible que la dejará como el nácar.

Antes de poner en práctica alguno de estos trucos, recuerda apagar todos los fuegos. Dicho esto, ¡manos a la obra!

Método del raspado

A veces, el uso de productos de limpieza no es suficiente. Si las manchas son imposibles de quitar, se puede raspar cuidadosamente la superficie de la vitrocerámica con la hoja de una cuchilla.

En primer lugar, añade una generosa cantidad de limpiador líquido para vitrocerámicas sobre la mancha y extiéndelo por la zona. A continuación, después de haber dejado el producto reposar, utiliza la cuchilla como si fuese una espátula, con mucho cuidado para no arañarla. Por último, pásale un paño húmedo y listo.

Método del trapo

Limpia la vitro de arriba abajo con un poco de vinagre blanco. A continuación espolvorea una generosa cantidad de bicarbonato por toda la superficie. Después, coloca un trapo mojado con agua caliente encima y déjalo actuar durante 15 min. Transcurrido el tiempo, levanta el trapo y pasa una esponja para retirar la suciedad desprendida.

Método del vinagre y el bicarbonato

Espolvorea bicarbonato de sodio por toda la vitro y luego rocía con vinagre de sidra de manzana. Deja reposar durante 15 minutos y luego limpia con un trapo húmedo.

Método de la espátula de silicona

En primer lugar, frota las manchas con una espátula de silicona en un movimientos circulares para ablandar la suciedad endurecida. A continuación, mezcla 4 cucharadas de bicarbonato de sodio y una cucharada de vinagre para hacer una pasta. Aplica esta solución sobre las manchas y déjalas en remojo durante unos minutos. Para finalizar, frota con un paño de microfibra y, a continuación, pásale un paño húmedo.

Método del amoníaco y el alcohol

Mezcla 1 parte de amoníaco en 10 de agua con 100 ml. de alcohol en una botella con atomizador. Rociar un poco por la superficie de la vitro y dejar que repose durante unos minutos, antes de limpiarla con un paño húmedo.

Método del lavavajillas










Happy Mama Tales

Remover con la esponja un poco de jabón para lavar los platos en la vitrocerámica y, a continuación, espolvorear un poco de bicarbonato por toda la superficie. Por último, añade un poco de agua oxigenada al mejunje y extiéndelo con el dedo. Pon un poco de limpiador en una esponja y frota toda la vitro. Para finalizar, pásale un trapo húmedo y listo.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote