7 dietas para perder peso muy dañinas para tu cuerpo y que NUNCA debes hacer 

Publicado 28 julio, 2020 por Tamara Lopez
dieta-dukan
PUBLICIDAD

Es muy fácil equivocarse en la dieta que escogemos cuando queremos perder peso, pudiendo caer en algunas que ponen en peligro nuestra salud. Con la llegada del verano, la playa y el buen tiempo, todos queremos iniciar la tan conocida «operación bikini«, nos ponemos en forma y cuidamos la alimentación para perder esos kilos de más, pero… ¿realmente lo estamos haciendo bien sin comprometer nuestra salud?.

La regla número uno para que una dieta funcione es que cree adherencia, y que no sea muy restrictiva. En la actualidad cada vez más personas se apuntan a dietas que prometen grandes resultados en un periodo muy corto de tiempo, lo cual no es sano. Seguir una dieta sin consejo médico puede ser peligroso.

Así que te traemos aquellas dietas que pueden llegar a ser muy dañinas para tu cuerpo y que NUNCA debes hacer. 

La dieta Atkins

El autor de esta dieta es el cardiólogo estadounidense Robert C. Atkins, quien publicó en 1970 el libro «La revolución dietética del Dr. Atkins». En él, explicaba la pérdida de peso a través de una dieta basada en el consumo de alimentos en bajo contenido de glúcidos. 

Esto hizo que la comunidad científica rápidamente cuestionase la seguridad de su propuesta, pues estamos hablando de una dieta cetogénica que promueve el consumo de grasas y proteínas y reduce al máximo el consumo de hidratos de carbono. 

Al limitar el consumo de vitaminas y minerales, podemos sufrir una deficiencia de los mismos, pues esta dieta limita la ingesta de frutas y vegetales, por eso puede ser peligrosa.

La dieta Dukan

Creada por el francés Pierre Dukan, ya el Ministerio de sanidad y consumo alertó de que puede ser peligrosa para la salud, sobre todo para las personas con problemas en riñones e hígado. 

No puede decirse que esta dieta no sea efectiva, además de que cuenta tanto con amantes como retractores, pero hay que hacerla muy cuidadosamente y siguiendo su plan al pie de la letra. Consta de cuatro fases, teniendo la primera de ellas una duración de entre 2 y 7 días en los que sólo se pueden consumir proteínas.

El problema de esta dieta es que no se consumen hidratos de carbono ni grasas, dos macronutrientes esenciales para el organismo. Debemos tener en cuenta que, según un estudio, igual que es malo tomar pocos carbohidratos, también lo es abusar de ellos.

El doctor, aunque ya jubilado y después de embolsarse 13 millones de copias de libros, fue expulsado por el colegio de médicos por promover esta dieta.

Las dietas basadas en consumir un único alimento

Bajo este grupo de dietas se incluyen, entre otras, la dieta de la piña, de las galletas, de la sopa de col, del huevo o de la manzana.

Una dieta de este tipo puede conllevar una rápida pérdida de peso por su bajo contenido energético, y a costa de la masa muscular y la pérdida de agua. Sin embargo, si se prolongan mínimamente pueden causar graves estados carenciales, pues un único alimento no es capaz de suplir todos los nutrientes que el organismo necesita para su correcto funcionamiento.

Las dietas detox a base de zumos

Estas dietas también se consideran en algunas ocasiones dietas de ayuno intermitentes. Lo que consiguen estos zumos es la pérdida de masa muscular y que el metabolismo se ralentice, por lo que se produce una pérdida de agua, no se grasa. 

Como consecuencia, al finalizar la dieta y volver a los hábitos alimenticios con normalidad, se recupera el peso perdido, y además durante la misma podrán sufrirse fatigas, nauseas y deshidratación. 

La dieta militar

Esta dieta no tiene nada que ver con el ejército, pero es conocida así debido a lo duro que es seguirla. Además, promete perder 5 kilos en una semana. 

Consiste en reducir al mínimo las calorías consumidas cada día, no pudiendo ingerir durante tres días más de 1.100 aproximadamente. Además del efecto rebote que esto puede tener en nuestro cuerpo, las comidas son escasas, pudiendo llegar a causar fatiga y dolor de cabeza. Aunque puede que sí se pierda peso rápido, la cantidad de calorías ingeridas se reduce drásticamente y se pierden muchos líquidos. 

Las dietas que incluyen ayunos largos y continuos

El ayuno intermitente consiste en alternar periodos sin comer con periodos de ingesta, pero jamás podrá sustituir una dieta saludable y nutritiva. 

Aunque ayuda a acelerar la pérdida de peso, ésta no es más duradera. Tampoco es un método que pueda seguir todo el mundo, sino que es recomendable el ayuno, siempre en periodos cortos de tiempo, a personas que no tengan ningún tipo de problema de salud. Además, según un estudio, no es igual de beneficioso para los hombres que para las mujeres. 

Las personas que sufran diabetes, las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, los niños y adolescentes y las que padezcan deshidratación, infrapeso o anemia, no deberían someterse a ningún tipo de ayuno intermitente. 

Las dietas que van acompañadas de laxantes y alimentos milagrosos

Las dietas milagros son aquellas que prometen resultados rápidos, prohíben el consumo de uno o varios alimentos, exageran la realidad científica de un nutriente, e incluyen relatos, historias o testimonios para aportar credibilidad. Este tipo de dietas puedan resultar peligrosas para la salud, además de tener efecto rebote. 

Si estás pensado en perder peso, para hacerlo de manera saludable, lo mejor es buscar una dieta que no elimine ningún grupo de alimentos y que se base en el cambio de hábitos y en el ejercicio regular. Además, siempre es recordable consultar a un profesional. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...