Los elefantes que viajan 16.000 km encerrados en un camión para divertimento de la gente

Publicado 16 octubre, 2019 por Elena
Elefantes-circo
PUBLICIDAD

Los artistas, tanto humanos como no humanos, del circo de Togni ya han recorrido dos veces la distancia equivalente entre Londres y la ciudad más oriental de Rusia. Y todavía no han terminado su viaje por éste último país.

Rusia no prohíbe los circos con animales

El circo Togni se describe a sí mismo en su propaganda como la dinastía de circo más antigua de Italia y promete auténtica pasión italiana en el espectáculo. El problema está en que Italia prohibió los circos con animales en otoño de 2017. Quizá esto podría explicar por qué el circo Togni decidió comenzar a viajar a lo largo de toda Rusia, apoyados por la compañía rusa State Circus.

En septiembre de 2018, el circo partió de Kazán, en la República de Tartaristán, Rusia, y han viajado hacia el este, alcanzado lugares donde ningún otro circo de elefantes había llegado previamente, como la ciudad más fría del mundo: Yakutsk. Para llegar hasta allí, el circo pasó por ciudades como Izhevsk, Nizhny Tagil, Omsk, Novosibirsk y Vladivostok, la capital rusa que da al océano Pacífico.

En todas ellas, los ciudadanos pudieron disfrutar durante varios días, incluso semanas en algunos casos, de las actuaciones de los artistas. Incluso en redes sociales se aplaudía a los animales y a sus entrenadores, que trabajan en una aparente armonía perfecta.

Aunque esto podría acabarse pronto

En Yakutsk los vecinos lanzaron una petición para prohibir los circos con animales y fue apoyada por miles de personas. Señalaron que es «inevitable» la crueldad durante los entrenamientos de elefantes y tigres, ya que deben emplearse anzuelos y descargas eléctricas. Además, los circos cuando están de gira recorren cientos y cientos de kilómetros, afirma Irina Novozhilova, de la organización rusa de protección de los derechos de los animales (VITA).

También ha asegura que, aunque es un dato poco conocido, existe una cuota para la anestesia de los animales, por lo que, si algún animal sufre una lesión grave, no habrá suficiente anestesia para poder tratarlo. Novozhilova lo dice claramente: «el circo es siempre cruel más allá de los límites y el circo con animales debería estar prohibido».

Como era de esperar, los artistas del circo se han defendido de las acusaciones de crueldad, asegurando que «aman a sus animales, son su familia», en palabras del director y presentador Sergey Bondarchuk. Otra polémica afirmación que ha hecho Bondarchuk es que «a los animales también les encanta el circo, se aburren sin trabajo». Parece olvidar el detalle de que los elefantes y los tigres no se presentaron a ese trabajo, sino que fueron capturados, criados y entrenados a la fuerza.

¿En qué condiciones viajan los animales?

El circo lleva consigo elefantes, tigres, caballos y avestruces, y viajan en camiones con sistemas de aire y de calefacción. Cada camión tiene un generador autónomo, por lo que la ventilación se mantiene aunque el camión se estropee. Cada tres horas, la caravana se detiene para limpiar y alimentar a los animales. En la imagen podemos observar cómo estos camiones cuentan con el ancho justo para que los elefantes estén de pie y sin poder moverse, tumbarse o girarse, es decir, los animales permanecen sin descansar todo el viaje.

elefantes

Fuente: Siberian Times

Bondarchuk dijo al llegar a Yakutsk que todos, animales y humanos, se encontraban bien y que si algo les pasara a los animales, perderían su trabajo, dejando claro que el «amor» hacia los animales tiene únicamente una motivación económica.

A pesar de la petición de los ciudadanos de Yakutsk, el circo continúa su ruta, aunque no se sabe cuál será su próxima actuación. Ojalá pronto veamos más espectáculos como el del circo alemán que usa hologramas en lugar de animales salvajes vivos.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.