Javier Botet: el actor con Síndrome de Marfan al que has visto en muchas películas de terror

Publicado 21 octubre, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
javier-botet
PUBLICIDAD

El género de terror en el mundo del cine lleva copando buena parte de las pesadillas de varias generaciones. ¿Sus protagonistas? Criaturas y personajes escalofriantes que han pasado a formar parte de la cultura popular por infundir un miedo, a veces desbocado, en el espectador.

Hoy conoceremos a uno de los actores que ha encarnado algunos de monstruos más terroríficos de los últimos tiempos en la gran pantalla. Una profesión que le ha permitido desde hacer un cameo en Juego de Tronos como caminante blanco, hasta protagonizar a las criaturas más escalofriantes de películas como It, Rec, Mamá o El conjuro 2.

¿Quién hay detrás de papeles tan emblemáticos como El hombre torcido o la Niña Medeiros?

Su nombre es Javier Botet y a sus 43 años, este ciudadrealeño de nacimiento ha formado parte de una treintena de películas, casi siempre encarnando el papel del monstruo. De hecho, es el actor español que más películas hollywoodienses tiene en su palmarés.

La Niña Medeiros, Mamá o Slender Man son algunos de sus personajes más emblemáticos, pero lo cierto es que Javier creció dibujando monstruos. A los 5 años fue diagnosticado de una enfermedad muy rara conocida como síndrome de Marfan. Una condición que, sumada a su ferviente pasión por lo sobrenatural y su amor por las artes escénicas, le han llevado increíblemente lejos.

Selenderman

Slenderman

La hiperlaxitud asociada al síndrome de Marfan le proporciona una gran flexibilidad corporal, así como unos dedos extremadamente largos, una altura de casi dos metros y un peso de apenas 57 kg. Rasgos que le han servido para encarnar a criaturas como el hombre torcido, en el Conjuro 2, la niña de Medeiros en la saga ‘REC, al Xenomorfo de Alien: Covenant, Mamá, Slender Man o al leproso de la nueva versión de It.

El salto a Hollywood

Su suerte llegó en 2009, durante la promoción de Rec 2 en una convención en Texas. Allí conoció al director argentino Andrés Muschietti cuando estaba promoviendo un corto, llamado «Mamá«, que esperaba convertir en película algún día. El director del dijo que era perfecto para el papel principal. Así fue como un año después, con Guillermo del Toro como productor del film, Javier recibió la oferta de forma oficial.

Sin embargo, cuando se estrenó la película muchos espectadores dieron por hecho que el personaje de Mamá, una mujer fantasma, había sido creada digitalmente. Nada más lejos de la realidad. «El 90% del trabajo físico del personaje era mío«, declaraba el actor en una entrevista para BBC.

De hecho, aquí podemos ver el «test de movimientos de mamá» protagonizado por Javier:

Y es que, desde muy pequeño, Javier había aprovechado su condición física para adoptar poses monstruosas con las que hacer reír y temblar de miedo a sus amigos. Unas poses que, años después, le vendrían como anillo al dedo para este y otros papeles que vendrían más tarde.

Largas horas de maquillaje

Niña Medeiros, 'Rec'

Imagen de la película REC

Buena parte de los monstruos que Javier a interpretado para la industria cinematográfica española y estadounidense han requerido de largas horas de maquillaje. Sin embargo, esto no supone ningún problema para él, sino todo lo contrario. «Como fanático del género de toda la vida, trabajar en estas producciones con grandes estrellas de Hollywood es como un regalo«, afirma.

Sin embargo, por muy espeluznante que pueda llegar a ser la criatura que deba encarnar, Javier dice que nunca se asusta con lo que ve en el espejo. De hecho, sus redes sociales están llenas de fotos y vídeos divertidos entre bastidores, a menudo completamente disfrazado.

Pero no todo es terror en su vida profesional. Javier también ha trabajado en comedias y ha hecho sus pinitos como director, así como en el mundo de la ilustración. Ilustraciones que, por supuesto, mayormente vienen inspiradas por monstruos y criaturas espeluznantes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...