Las minas de Almadén: Así son las minas más antiguas del mundo

Publicado 1 octubre, 2019 por Vanessa
minas-de-almaden
PUBLICIDAD

En otras ocasiones os hemos hablado de minas como las increíbles minas de sal de Wieliczka. Hoy queremos hablar de unas que tienen mucha más historia, tanta que se las considera las más antiguas del mundo.

Las minas de Almadén y Chillón son la herencia viva de dos mil años de explotación minera. Después de su cierre en 2003, estas minas abrieron al público con visitas guiadas. En septiembre de 2006 comenzaron a recibir visitantes, y en enero de 2008 se inauguró el Parque Minero de Almadén.

minas de Almadén

Cuevas Turisticas

Estas minas eran utilizadas para extraer sulfuro de mercurio, el cual era transformado en mercurio en los hornos metalúrgicos y muy valorado por los romanos. En 2008 fueron declaradas Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de Castilla La Mancha, y en 2012, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además, ha recibido otros premios por su sostenibilidad, innovación y restauración.

Las minas de Almadén y Chillón se encuentran al suroeste de la provincia de Ciudad Real, enclavadas en Sierra Morena, en la comarca de Almadén. Se trata de una zona rica ecológicamente y con unos paisajes espectaculares, que en el pasado fue punto de encuentro de pastores.

C. Jordá – Maquinaria exterior de la mina

La historia de las minas más antiguas del mundo

Época romana y anterior

C. Jordá

Las minas de Almadén estuvieron explotadas de forma ininterrumpida en un pasado, y es que son el yacimiento de mercurio más grande del mundo. De todo el mineral de mercurio obtenido en nuestro planeta, estas minas han producido más del 35%.










C. Jordá

Seguramente fueron los cartagineses y los fenicios quienes iniciaron la explotación de estas minas, pero no existen documentos que lo prueben.  En cambio, con la invasión de los romanos en el siglo IV a.C., comenzaron a aparecer pruebas escritas de la riqueza de los yacimientos de «Hydragiros.» Así eran conocidos por aquel entonces.

Plinio, un sabio romano, escribió en el siglo I d.C. que en estas minas se extraía el mineral de mercurio y que posteriormente se transportaba a Roma para transformarlo en tinte bermellón. Un tinte que en aquella época era signo de prestigio social.

El Mundo – Parque Minero de Almadén

Ocupación musulmana y en adelante

Durante la etapa de ocupación musulmana, las minas continuaron explotándose y comenzaron  ser llamadas «Almadén.» Tras la Reconquista en los siglos XII y XIII pasaron a la Orden de Calatrava, y desde 1512 sus beneficios pasaron a las arcas reales. En 1523, la Corona de Castilla se apropió de los yacimientos.

C. Jordá – Mina reforzada con madera

En 1525, Carlos I pagó los gastos de su coronación alquilando las minas a una familia de banqueros alemanes. Esto se mantuvo hasta 1645, cuando la Real Hacienda las recuperó.

C. Jordá – Horno del siglo XVIII

Como se puede ver, la mina se mantuvo produciendo cinabrio de manera ininterrumpida hasta el siglo XXI. En el siglo XVI fue muy importante, de hecho, ya que se descubrió el método de amalmagación y se comenzaron a explotar minerales de plata de manera muy rentable. Esto hizo que el mercurio se convirtiera en esencial para obtener plata en América.

En 2001, en cambio, la mina tuvo que cerrar. El mercurio genera diferentes problemas de salud y ambientales y Europa estableció distintas leyes que limitaban la actividad de la mina. En 2003, finalmente, la actividad metalúrgica cesó.

Juan José Olaizola – Tren eléctrico de las minas en la posguerra española

Visita guiada

Cuevas Turísticas – Bombas de desagüe del pozo San Andrés

La visita guiada de las minas de Almadén comienza en las instalaciones mineras de superficie en el Centro de Visitantes y continúa por los antiguos talleres y castilletes de los pozos de San Teodoro y San Aquilino. Normalmente, antes de recorrer las galerías subterráneas se visita el Centro de Interpretación de la Minería, donde los visitantes pueden conocer los datos indispensables para entender la evolución histórica de la minería realizada en la zona.

Spanish Railway – Tren turístico minero

Después de esto, se hace un recorrido por dentro de la mina, bajando hasta la primera planta, que está a 50 metros de profundidad. El tour se realiza a pie por la mina y con la equipación  y condiciones que usan los mineros reales: casco, iluminación con lámparas individuales y aparente oscuridad.

minas de Almadén

Spanish Railway – Vagoneta con materiales

Tras este interesante recorrido, se regresa a la superficie en un tren de vagonetas. Allí, se ven las instalaciones exteriores, los hornos metalúrgicos del siglo XVII, la puerta de Carlos IV, la puerta de carros con su calzada y el horno de tejeras.

TripAdvisor – Entrada a la mina

Después, se visita el Museo del Mercurio, donde hay información sobre la paleontología y geología de la zona, experimentos interactivos con mercurio y datos sobre la metalurgia de este metal y su transporte a América.

C. Jordá – Ascensor usado en las visitas guiadas

Por último, se regresa al Centro de Visitantes y se visita la tienda de recuerdos y otros servicios, como el restaurante, el punto de información o los aseos.

Hospital de Mineros de San Rafael

En 1755 fue construido un hospital para los mineros, que comenzó a funcionar en 1774 y continuó hasta 1975. En ese año quedó abandonado y hasta 2002 no lo rehabilitaron.

minas de almadén

Turismo Castilla La Mancha – Capilla de los mineros

Actualmente, en el hospital se encuentra el Archivo Histórico de las Minas de Almadén, que cuenta con más de cien mil documentos y una gran colección de planos que han ido catalogándose desde el siglo XVIII hasta la actualidad.

Los visitantes pueden ver tres salas dentro del edificio. Una de ellas dedicada a explicar la historia del edificio como Hospital, otra dedicada a la metalurgia del mercurio y otra dedicada a la comarca de Almadén y sus gentes.

Plaza de Toros

minas de Almadén

Dehesa de Castilseras – Arco de San Teodoro

La plaza de toros de la mina es la única hexagonal del mundo, y una de las más antiguas de España. Fue construida en 1752 para viviendas de mineros y actualmente es monumento nacional. En ella está la oficina de turismo, hay restaurantes, el hotel y se celebran festejos taurinos.

Real Cárcel de Forzados

Almaden – Interior de la cárcel

Existen escritos en los que se menciona que la Carcel de Forzados se encontraba en funcionamiento ya en 1525. Allí, se reunieron a presos forzados de la corona, esclavos y gitanos, sobre todo. Desde 1559, la falta de mineros que trabajaran en el azogue para poder mantener un volumen de producción adecuado comenzó a suplirse con delincuentes y otros presos que fueron condenados a trabajos forzados.

Además, también trabajaron allí esclavos comprados por los que administraban la mina, en aquel entonces la familia alemana Függer, otros esclavos enviados alli para corregir su conducta y gitanos acusados falsamente de ladrones.

Los forzados tenían que cumplir penas tanto perpetuas como temporales, aunque la mayoría de ellos morían antes de llegar a completarla. Los trabajos eran tan duros que apenas los soportaban.

La cárcel antigua albergaba entre 30 y 80 forzados y un número semejante de esclavos. En 1644 se construyó una galería que comunicaba la cárcel con la mina y así evitaban también las fugas.  La cárcel nueva, por así decirlo, fue construida en 1754 y estuvo en funcionamiento hasta 1799. Después de doscientos años, el rey suprimió en ese año la pena de minas. En 1800, todos aquellos que ocupaban la cárcel fueron trasladados a Ceuta.

Después de este episodio, la cárcel de la mina se convirtió progresivamente en cárcel provincial, campo de concentración y almacén de trigo. Finalmente, en 1969 la demolieron y en el solar que quedó se construyó la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén, que todavía existe.

Los restos que quedaron de la Cárcel de Forzados se mantienen conservados en la Escuela Universitaria Politécnica de Almadén.

Almadén – Interior de la cárcel

Academia de Minas

minas de Almadén

C. Jordá – Mina con maquinaria moderna

Data de 1777,  fue la primera Escuela de Minas de España y la cuarta en abrirse del mundo. La gran importancia de los yacimientos y la variedad de obra necesaria llevaron a Carlos III a crearla, y de ella salieron numerosas promociones de capataces mineros y técnicos.

Ferrocarril de las minas de Almadén

Spanish Railway – Tren minero del museo

En el pasado, la mina contaba con unas instalaciones de transporte interior bastantes rudimentarias. Durante los años 20 y 30, se establecieron en cambio varias vías de servicio tanto por dentro como por los alrededores de la mina. Concretamente, era necesario que los materiales fueran transportados eficientemente a los hornos de cinabrio y a la zona de producción.

Entonces, crearon una linea eléctrica dotada de locomotoras eléctricas que funcionaban a 750 V. cc. Además, también utilizaron locomotoras que contaban con motores de 9 kw de potencia y que pesaban más de tres toneladas.

Como desde 2003 en la mina no se lleva a cabo ningún tipo de actividad minera, actualmente los trenes de locomotoras diesel se utilizan para transportar a los visitantes.

Baritel de San Andrés

El baritel de San Andrés es la Capilla Sixtina de la minería. Se encuentra en la primera planta de la mina, a 50 metros de profundidad, y puede ser visitado.

Construido en 1755, es un hueco de planta circular y perfil elipsoidal de 13 metros de altura, servía para extraer el agua de la mina. Estaba accionado 24 horas al día por mulas. Resultó de la explotación de los primeros minerales encontrados en la mina del Castillo y en la época se le consideró una obra atrevida y notable.

Este fue el primer baritel del yacimiento. Tras el abandono de la mina, y para que la gente pudiera visitarlo, en las obras de adecuación reconstruyeron la máquina de extracción. Actualmente, gracias a eso los visitantes pueden subirse a una pasarela y observar mejor el conjunto.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
La voz medios digitales SL - Contacto - Términos de uso - Diseño web
.