Cómo hacer el limpiador casero de tapicerías definitivo, paso a paso

Publicado 1 julio, 2020 por Elena
tapiceria-manchas
PUBLICIDAD

Seguramente muchos de vosotros tenéis muebles tapizados o puede que estéis pensando en tapizarlos más adelante. Sin duda, es una de las mejores formas de conservar los muebles en muy buen estado o incluso de darles una segunda vida cuando ya se ven estropeados por el paso del tiempo y el uso diario.

Sin embargo, la tapicería también requiere cierto mantenimiento, ya que es la superficie que protege a los muebles de nuestro uso y posibles «accidentes», como las manchas de comida. Por eso, a continuación os mostraremos cómo quitar las manchas de la tapicería de forma casera, así como ya os enseñamos un abrillantador de madera, también casero, para devolverle el brillo a las maderas de nuestro hogar.

Antes de tapizar, es conveniente valorar el precio y la antigüedad del mueble, ya que a veces resulta más rentable comprar unos nuevos y tapizarlos para extender su vida útil antes de que lleguen a estar en muy mal estado. Por supuesto, la tapicería no es sólo una solución para continuar utilizando muebles que estén algo estropeados; también es una buena forma de modernizar nuestro hogar y darle una nueva imagen sin tener que invertir una gran cantidad de dinero en nuevo mobiliario. No te pierdas la receta para crear el perfecto quitamanchas casero y conseguir así que la tapicería se vea como nueva.

Mancha sobre sofá tapizado. Imagen de Reddit (@nbentley92)

Antes de intentar limpiar una mancha de la tapicería debemos consultar las instrucciones de la misma, donde se indica la manera correcta de tratar esa tapicería en concreto. Por ejemplo, hay algunas que se pueden limpiar de manera puntual y para manchas localizadas con un detergente a base de agua; otras, sin embargo, conviene lavarlas utilizando un detergente sin agua, como disolventes para limpiar en seco.

También hay tapicerías que permiten ambos productos y otras, en cambio, necesitan ser tratadas por parte de un profesional para evitar daños mayores. Si decides limpiar la tapicería de forma casera, prueba primero el producto en una zona que no sea muy visible, para asegurar que no va a causar daños.

Lo más importante es limpiar la mancha cuanto antes, para evitar que penetre en las fibras de la tapicería, ya que eso dificultará enormemente que la limpieza sea efectiva. Otro punto clave consiste en limpiar la mancha a toques rápidos en vez de frotando, porque frotando aceleramos la absorción de la mancha.

Para eliminar prácticamente todas las manchas de comida

mancha de comida

Necesitarás:

  • líquido de lavavajillas
  • agua fría
  • un paño limpio

Mezcla una cucharada de líquido de lavavajillas con dos tazas de agua fría y aplica la mezcla con pequeños toques utilizando un paño limpio. Continúa aplicando el producto hasta que la mancha haya desaparecido y deja secar.

Para manchas de frutos rojos y bayas

mancha arandanos

Las manchas que provocan los frutos rojos y las bayas en general, como las fresas o los arándanos, son muy difíciles de quitar debido al tanino, un componente de estas plantas que les da su característico y fuerte color. De hecho, puede utilizarse para fabricar tintes naturales para las telas, pero cuando ese tinte no es deseado necesitamos saber cómo eliminar la mancha sin que llegue a teñir la tela.

Si todavía hay algún resto sólido sobre la tapicería, es muy importante quitarla con un cuchillo o una tarjeta e inmediatamente después aplicar agua fría sobre la mancha. 

Para elaborar un limpiador concreto para este tipo de manchas necesitarás:

  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 2/3 de una taza de alcohol desinfectante
  • 2 tazas de agua fría
  • un paño limpio

El proceso para aplicar la mezcla es exactamente igual que en el caso anterior: siempre a toques, sin frotar.

Para manchas de grasa

mancha grasa

Las manchas de grasa, ya sea por aceite o por salsas, son probablemente las más frecuentes y tediosas de eliminar.

Para limpiarlas de la tapicería necesitarás:

  • bicarbonato de sodio o maicena
  • una aspiradora con boquilla estrecha
  • disolvente para limpiar en seco
  • un paño limpio

Primero, espolvorea el bicarbonato de sodio o la maicena sobre la mancha y deja que actúe durante aproximadamente 15 minutos. Después, aspíralo. Para terminar de eliminar la mancha, aplica el disolvente para limpiar en seco con la ayuda de un paño limpio, dando toques hasta que se absorba.

Si ninguna de estas ideas te convence, siempre puedes colocar una manta o una funda sobre los muebles que más notan el uso y el desgaste, como el sofá. De esta manera, simplemente retiras la funda, la lavas en la lavadora, ¡y como nueva!

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.