in

Pero si no como apenas grasas, ¿por qué sigo engordando?

En los últimos años, España está creciendo notablemente en índice de obesidad. Concretamente, el 6% de los habitantes del país padecen sobrepeso. Pero esto no es un hecho que afecte únicamente a nuestro país, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha observado que este es un fenómeno internacional.

¿Por qué no puedo adelgazar?

Nuestra alimentación ha variado mucho en los últimos años. Pero contrariamente a lo puedes estar pensando, se han reducido mucho las grasas de lo que ingerimos. De este modo, la cantidad de calorías que comemos es de una media más reducida que anteriormente. La pregunta sería, ¿Cómo comiendo “más sano” se está volviendo la población más obesa?

Pensarás que el ejercicio físico tiene que ver en esto. Pero realmente se están diagnosticando muchos casos de obesidad en personas que trabajan de pie y que utilizan su ejercicio físico. Además, cada vez hay más personas que acuden a un gimnasio y que hacen deporte de manera voluntaria y como afición.

El verdadero secreto en esta llamada epidemia de obesidad está en lo que comemos. Pero no se trata de la cantidad de comida que ingerimos, ya que hemos eliminado gran parte de las grasas saturadas que antes consumíamos diariamente.

adelgazar

Substitución de leche por lácteos

Comparado con hace 30 años, se ha demostrado que la leche que se consume hoy en día es en gran parte desnatada. En cambio, se ha aumentado notablemente el consumo de los postres lácteos. Es decir, todos los productos relacionados con yogures, natillas, copas, flanes, etc.

También el queso se ha disparado en los últimos años, con lo que se observa que está sustituyendo lo que anteriormente se consumía en leche entera. Por este mismo motivo, las empresas de productos lácteos están dedicando más esfuerzos a la creación de nuevos postres de este tipo.

Lo mismo ocurre con los cereales. El pan está dejando de venderse tanto como antes y se está sustituyendo por cereales y galletas de todo tipo. Entre ellas, se ve también la creación de galletas más sanas y de cereales.

La base de estos nuevos productos se constituye de materia prima barata, para reducir costes y aumentar beneficios. “De este modo, al consumirlos ingerimos gran cantidad de leche, harina refinada de trigo o maíz, azúcares, aceite de palma y muchos aditivos, texturizantes, saborizantes y colorantes”.

El peligro de la comida rápida

Este problema aumenta todavía más en relación a las bebidas y a la comida precocinada. Los refrescos se constituyen básicamente de azúcares, colorantes y conservantes. La cantidad de zumo natural es prácticamente inexistente, con lo que estas bebidas son de todo menos saludables.

Por lo que respecta a la cocina precocinada, está compuesta de azúcar, harinas refinadas y grasas procesadas. Abusar de este tipo de alimentos se ha convertido en algo habitual debido a nuestros horarios y falta de tiempo entre semana. Esto hace que nuestra salud salga gravemente perjudicada.

adelgazar piernas

Además, este tipo de alimentos están formulados con una serie de componentes que los convierten en adictivos. Su valor nutricional es muy bajo, pero a esta adicción se le suma un bajo precio y la rapidez de su consumo. Es por este motivo que dichos alimentos son tan peligrosos y provocan tanta obesidad hoy en día.

Si bien es cierto que somos libres de consumir o no estos productos, también lo es que la publicidad influye enormemente en nuestros hábitos de consumo. Y es que se ha demostrado que el dinero que dedican las marcas al marketing de este tipo de productos es enorme. De hecho, su presupuesto es unas 10.000 veces superior al que tiene el gobierno para promover la comida saludable.

¿Cómo adelgazar?

Muchos expertos apuntan que deberíamos dedicarle más tiempo a la cocina y menos a escoger según qué productos en los supermercados. Se ha hablado de recuperar la cocina tradicional mediterránea para retomar el hábito de comer fresco y equilibrado.

De este modo, si invertimos en la compra de productos frescos, vamos a tener los nutrientes que nuestro cuerpo necesita. Así podremos dejar de preocuparnos por cartones que anuncian el valor nutricional y volver a un modo de alimentación real.

adelgazar 5 kilos

El mito de las grasas

En los últimos años se ha desatado una gran polémica respecto a las grasas saturadas y el colesterol. Pero recientemente se han hecho diversos descubrimientos en esta línea que demuestran cómo el colesterol no siempre tiene por qué ser malo.

Para empezar, existe un colesterol que sí que es perjudicial para la salud, pero otro que es bueno y hasta necesario para nuestro organismo. Este último recoge el colesterol que no se ha usado y lo devuelve al hígado, donde se elimina directamente a través de la bilis. En cambio, el primero se acumula en las arterias llegando a provocar enfermedades muy graves.

Además, las grasas son necesarias para nuestro cuerpo, ya que nuestros órganos las necesitan para poder obtener los nutrientes que los alimentos nos proporcionan. Sin ellos, desechamos la mayoría de los nutrientes que ingerimos.

test

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%