No somos tan distintos: Las orcas jóvenes comen mejor cuando están las abuelas cerca

Publicado 11 diciembre, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
orcas-abuela
PUBLICIDAD

Es difícil medir cuánto nos beneficiamos de la influencia nuestros abuelos. Ellos cuentan con una gran sabiduría y experiencia, y eso suele traducirse en todo tipo de valiosas lecciones de vida.

Pero no somos la única especie que valora a sus mayores. De hecho, su influencia generacional puede jugar un papel fundamental en la sociedad de las orcas.

Un estudio, publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences, sugiere que las ballenas mayores son un factor clave para mantener con vida a sus nietos, especialmente cuando la comida escasea. Es más, las tasas de supervivencia de estos jóvenes cetáceos mejoran aún más drásticamente, si la abuela ya pasó por la menopausia.

Esto es particularmente sorprendente, pues la menopausia normalmente se asocia con el final de la vida en la mayoría de las especies de animales. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los humanos y algunas ballenas, incluidas las orcas, las cuales pueden vivir décadas después de haber pasado la menopausia.

Así pues, parece que esta longevidad adicional cumple con un propósito evolutivo. Las ballenas que son abuelas viven mucho después de haber dejado de ser capaces de producir su propia descendencia, y su presencia asegura que los hijos de sus hijos crezcan fuertes y saludables.

Abuelas ejemplares

orca abuela

Para su investigación, los científicos analizaron décadas de datos del censo sobre poblaciones de orcas en el estado de Washington y Columbia Británica. La mortalidad de las crías de orcas, anotaron, aumentó drásticamente en los años posteriores a la muerte de una abuela posmenopáusica. Pero los pequeños que aún vivían con sus abuelas disfrutaron de una tasa de supervivencia mucho más alta.

Los investigadores sospechan que las abuelas posmenopáusicas simplemente tienen más tiempo para mimar a los pequeños, cuidándolos como una especie de niñera y asegurándose de que tengan suficiente comida.

orca saltando

«El estudio sugiere que las abuelas reproductoras no pueden brindar el mismo nivel de apoyo que las abuelas que ya no se reproducen«, dijo a la agencia France-Presse el autor principal del estudio Dan Franks, biólogo de la Universidad de York, Reino Unido . «Esto significa que la evolución de la menopausia ha aumentado la capacidad de la abuela para ayudar a su nieto«.

Un rasgo poco común

familia de orcas

Los humanos pueden reconocer este fenómeno como el «efecto abuela»: las mujeres que conservan su fuerza después de la disminución de la fertilidad tradicionalmente han ayudado a sus hijos a cuidar a los niños.

«Este es el primer ejemplo no humano del efecto abuela en una especie menopáusica«, agrega Franks.

orca comiendo

«También se ha demostrado en elefantes, pero son capaces de reproducirse hasta el final de sus vidas. Actualmente solo conocemos cinco especies que pasan por la menopausia: además de las orcas y los seres humanos, están las ballenas piloto de aleta corta, los narvales y las belugas«.

Así es como cuidan de sus nietos

orca madre e hijo

Ahora bien, ¿cómo podemos saber exactamente cuándo una abuela orca posmenopáusica está velando por la vida del resto de la manada?

Los investigadores observaron a 378 ballenas individuales, de las que se sabía que tenían abuela materna. En los casos en los que una abuela había muerto en los dos años anteriores, la tasa de mortalidad de una ballena joven se multiplicó por 4,5.

Y en tiempos de escasez de alimentos, el «efecto abuela» fue particularmente pronunciado.

grupo de orcas

«Anteriormente hemos demostrado que las abuelas post-reproductivas guían al grupo a áreas de alimentación y que son importantes para hacerlo en momentos de necesidad, cuando el salmón escasea«, explica Franks. «También se sabe que comparten directamente la comida con los parientes más jóvenes. También sospechamos que son niñeras«, concluye.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...