¿Por qué a los perros les gusta enterrar cosas? Hay 3 motivos que lo explican…

Publicado 2 octubre, 2020 por Nuria Narváez
perros-enterrar
PUBLICIDAD

Aunque los perros no hablan, es relativamente fácil averiguar cómo se sienten. Tan solo tenemos que fijarnos un poco en su actitud y manera de comportarse. Pero hay algo que poca gente sabe… ¿Por qué a los perros les gusta enterrar cosas? 

Esta es una de las preguntas más habituales entre quienes tienen a un perro por mascota. Seguro que alguna vez te has encontrado el mando enterrado en algún hueco del sofá, el hueso debajo de su camita o comida escondida en algún rincón de la cosa. ¿Por qué será?

perro en jardin

Quien haya tenido perro o mascota durante mucho tiempo sabe que con su actitud y comportamiento muestran sus emociones y estado.

Sabemos que cuando mueven su cola de forma eufórica es porque están contentos. En cambio, si su cuerpo se vuelve rígido están en alerta y si tienen miedo esconden la cola entre las piernas pero… ¿por qué a los perros les gusta enterrar cosas?

La mayoría de personas pensarán que enterrar cosas es un simple juego de perros y no están del todo equivocados. Pero hay varios motivos que explicarían por qué a los perros les gusta enterrar cosas… La principal razón está relacionada con sus antepasados.

1. Instinto

Antes de que los perros fuesen domesticados eran… ¡perros salvajes! Y esto quiere decir que no tenían unos dueños que los cuidaban, un techo que les protegiera del frío o el calor,  ni nadie con quien jugar o pasear.

Por supuesto, tampoco tenían amigos humanos que fueran responsables de alimentarles a diario.

Los perros salvajes comían cuando conseguían cazar o encontraban alimentos. Por eso, a menudo podían pasar bastante tiempo sin nada que llevarse a la boca. Por ese mismo motivo,  cuando conseguían comida la enterraban debajo de la tierra.

Ocultando la comida debajo la tierra los otros canes no la podían oler y así no la encontraban ni se la podían comer.

Si atrapaban una comida, era importante evitar que otros perros se fuesen con ella. Para ayudar a proteger su suministro de alimentos, fue necesario enterrarlo. Ocultarlo debajo de la tierra ayudó a mantener a otros perros alejados del olor.

En definitiva, el hecho de esconder cosas era un impulso natural, una forma de garantizar su supervivencia y necesidades futuras

2. Guardar tesoros

Aunque los perros domesticados tienen alguien que les alimenta cada día y no sienten ese miedo a morir de hambre o la necesidad de sentirse protegidos, el instinto de enterrar cosas también puede ser provocado porque… ¡tienen demasiada comida!

Si alguna vez te has encontrado algo de comida escondida o quizás una golosina… ¡tu perro no es tonto! Le gusta tanto que ha decidido enterrarlo porque ya están saciados y le apetece comérselo más tarde.

perro olfateando

3. Quieren jugar

Por último, enterrar cosas también es una forma de llamar la atención que tienen los perros. En este caso, lo más habitual es que escojan cosas importantes para sus amigos humanos: el mando del televisor, unos zapatos… quizás incluyo alguna joya o reloj si están al alcance de su mano.

En estos casos, lo más recomendable para que los perros dejen de enterrar cosas es dificultar su acceso a los objetivos valiosos, ir cambiando los juguetes para que tengan variedad y…, por supuesto, ¡jugar con ellos! Esta última opción será lo que más felices les haga.

perro juguetón

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.