La pisonia: el árbol que acaba, literalmente, con la vida de los pájaros

Publicado 16 febrero, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
pisonia-atrapa-pajaros
PUBLICIDAD

A todos nos llaman la atención las plantas carnívoras. Después de todo, estamos acostumbrados a ver las plantas como seres verdes y plácidos, que absorben inofensivamente los rayos del sol y, a su vez, alimentan toda la pirámide de la vida animal.

Así pues, generalmente las plantas son pacíficas, hermosas y muy interesantes. Y aunque están destinadas a ser inofensivas, otras sí que suponen un peligro para diversas especies más allá de las que atrapan insectos.

La depredación de las plantas evolucionó en situaciones en las que estas habitaban suelos marginales con pocos nutrientes. Así pues, cualquier ayuda adicional que las ayudara a obtener los nutrientes necesarios era bien recibida. Pero hay una planta en particular que nos ha llamado la atención: la pisonia.

La pisonia, la planta que atrapa pájaros

A diferencia de las plantas trampa, que restringen a sus presas y luego emiten un líquido digestivo para disolverlas y digerirlas, las pisonias matan poco a poco. Solo son peligrosas después de que sus flores y semillas maduren, lo que ocurre aproximadamente dos veces al año. Las semillas son las asesinas: son pequeñas y fáciles de cepillar, y también son extremadamente pegajosas.

La evolución ha diseñado semillas de pisonia para que se adhieran a las plumas de las aves. Estas están cubiertas de pequeños ganchos que se entrelazan con las plumas, siendo extremadamente difíciles de desenredar. Además, están recubiertas de una especie de pegamento que dificulta aún más su eliminación.

Si bien una semilla adherida puede no representar un problema, 10 o 20 semillas tan difíciles de despegar pueden suponer una trampa mortal. Si los pájaros no pueden volar a consecuencia de las semillas adheridas, tampoco podrán comer.

Una muerte lenta e ¿innecesaria?

Morir de hambre mientras el ave en cuestión está enredada en una masa de semillas, es un modo absolutamente horrible de hacerlo. Además, la planta tampoco tiene la oportunidad de «digerir» a las pobres aves que quedan atrapadas. ¿Entonces? ¿la pisonia mata por el gusto de hacerlo?

Obviamente no. La pisonia no es más que un árbol. Sin embargo, el problema de esta planta no es la falta de nutrientes, sino la dispersión de semillas.

Si fuéramos un árbol que vive en una pequeña isla tropical, lo cierto es que la propagación de nuestras semillas no sería tarea fácil. Así pues, el mecanismo de atrapar pájaros es el método que utiliza la pisonia para propagar sus semillas.

Las aves viajan mucho y son muy buenas para encontrar islas en las que anidar. Ellas se encargan de llevar las semillas a otros destinos. Además, se trata de una estrategia ampliamente utilizada por los árboles frutales, que atraen a los animales con un sabroso manjar y luego estos depositan las semillas en otro lugar.

Sin embargo, las aves marinas no comen frutas, por lo que los árboles como la pisonia tienen que «dispersarse» usando una ruta menos pintoresca. Si sus semillas pueden adherirse a las plumas y esa pluma cae en otra isla, ahí está. Problema resuelto. Esto explica por qué las semillas de pisonia son pegajosas.

Una cuestión de supervivencia

Sin embargo, esto no explica por qué las semillas son tan pegajosas que muchas veces terminan matando a aves. La razón es que a la evolución básicamente no le importan los daños colaterales menores. Las semillas de pisonia están optimizadas para la dispersión y eso requiere una gran cantidad de pegajosidad.

Claro, si fueran tan pegajosos y tan fatales que mataran a todas las aves con las que entraran en contacto, eso podría suponer un problema para ellas. Sin embargo, resulta que existe una relación óptima entre la muerte y la adherencia de las aves, y eso, tristemente, es una mala noticia para ellas.

Es importante recordar que la vida en la Tierra es hermosa. También es importante recordar que con frecuencia es horrible, cruel e indiferente. Así pues, los árboles de pisonia definitivamente entrarían en la segunda categoría.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...