in

La ingeniosa respuesta de un grupo de escaladoras ante un reportaje machista

Hace unos días hablamos de la hipersexualicación de las niñas en la industria de la moda, a la vez que aprovechábamos para denunciar que en pleno año 2017 la mujer sigue siendo tratada como un mero objeto. Un simple accesorio masculino con el que embellecer la campaña publicitaria que toque. 

Algunos piensan que exageramos con nuestra postura, pero no ha pasado ni un día y las circunstancias han vuelto a darnos la razón…

La mujer: un accesorio de moda

La revista de moda GQ Style publicó el pasado septiembre de 2016 un reportaje fotográfico realizado en el parque nacional Joshua Tree en California. En él, se proponen una serie de outfits masculinos y femeninos con los que realizar un día “fashion” de escalada. 

El reportaje es en sí mismo un ejercicio de banalidad plagado de estereotipos de género y por ello, varias asociaciones de mujeres han decidió alzar la voz para denunciarlo. 

Sin embargo, no se han limitado a  escribir una carta sino que han reproducido todas las fotos de la campaña para parodiarla y hacer evidente el papel de la mujer en ella

Campaña GQ Style / salyroca.es
Contracampaña Outdoor Women´s Alliance / salyroca.es

El grupo Outdoor Women’s Alliance denuncia que los hombres han sido retratados practicando un deporte exigente de forma activa y positiva

Mientras que las mujeres han sido retratadas como meras espectadoras de una estupenda mañana deportiva. Eso sí, ligeritas de ropa bajo el sol abrasador…










salyroca.es

Los hombres salen realizando proezas y exhibiendo su fuerza y excelente físico en las imágenes…

…y ellas solo beben a la sombra

O se toman un baño semi desnudas

No es la imagen que queremos

Desde Outdoor Women’s Alliance señalan que esta no es la imagen de la mujer real, quien es igualmente capaz de realizar este deporte. Por eso han elaborado una genial contracampaña para poner de manifiesto estos estereotipos y una carta abierta a la revista GQ Style. 

“En escalada no se pueden pasar por alto los logros de la mitad de la población. Las escaladoras han estado luchando contra los límites del deporte durante décadas, siglos. Y este trabajo se realiza tanto en la roca, como dentro de la comunidad. Día tras día nos esforzamos para demostrar que tomamos parte en los gimnasios, en los acantilados y en los medios”.

Resulta curioso que las imágenes sobre comportamientos apáticos nos chirríen tanto si los protagoniza un hombre, y las hayamos interiorizado hasta la medula con la mujer

“En lugar de retratar mujeres inspiradoras y capaces -como sí se ha retratado a los hombres- habéis elegido presentar a modelos de forma que, no solo no tienen nada que ver con el deporte, sino que, dentro de la pieza, no son más que unos ojos dulces que acompañan a los hombres”.

En un grupo mixto habrá hombres y mujeres que quieran participar en un deporte, y hombres y mujeres que prefieran la contemplación. Nada de eso es una cuestión de género

“Es una vergüenza y es embarazoso (…) Queremos que esta disciplina sea un vehículo para la promoción de la igualdad y deseamos mostrar a las chicas jóvenes que empiezan en este deporte que puedan aspirar a ser fuertes, capaces y exitosas. Queremos que sepan que sus cuerpos son más que elementos decorativos, más que una pieza diseñada para destacar los logros de los hombres”.

Una excelente y elegante crítica constructiva que solo podemos aplaudir. ¡Bravo!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote