in

Quiere ser recordada como “la mujer con las caderas más anchas del mundo”, aunque le cueste la vida

De un tiempo a esta parte, estamos asistiendo a la suma de adeptos y adeptas al movimiento ‘body positive’, surgido y propagado a través de las redes sociales,  que están haciendo que estas se vuelvan mucho más tolerantes con todo tipo de cuerpos. De hecho, el otro día conocíamos a una de sus fervientes seguidoras: Mira Hirsch, una joven cuyas fotos en bikini están dando la vuelta al mundo.

Y es que la belleza y la perfección, aunque a veces nos cueste reconocerlo, son conceptos íntegramente subjetivos. Por ejemplo, para Bobbi-Jo Westley la perfección consiste en convertirse en la mujer con las caderas más anchas del mundo. De hecho, ha hecho de ello una misión de vida y asume todos los riesgos de salud que implica alcanzar su meta.

Bobbi-Jo Westley tiene 43 años y vive en York, Reino Unido. Sus caderas miden 240 centímetros de circunferencia, pero aún no está contenta. El objetivo de Westley es superar el actual récord del mundo, que ahora mismo ostenta el norteamericano Mikel Ruffinelli con 250 cm.

Sus tremendas caderas la han convertido en toda una estrella en las redes sociales, acuñando miles de fans que la animan a seguir adelante con su sueño. Además, Bobbi-Jo utiliza su voluptuoso cuerpo como medio de trabajo: realiza sesiones de webcam con las que puede llegar a ganar 2.000 euros a la hora y, como ella misma lo llama, “sesiones de aplastamiento”, en las que Bobbi-Jo se sienta encima de ellos y, literalmente, les aplasta. 

Mis caderas son lo que me hacen única. Es lo que hace de mí lo que soy. Cuando me di cuenta de que había hombres a los que les encantaba mi físico, me sorprendí. Ahora me mandan todo tipo de regalos y mensajes; algunos incluso me piden matrimonio, lo cual es un poco duro, porque ya estoy casada“, cuenta en una entrevista para el Daily Mail.

Bobbi-Jo mide apenas 1,60 metros y pesa 245 kilos. Estas medidas le impiden realizar actividades cotidianas, por lo que los médicos le han aconsejado que haga mucho reposo en casa. Además, padece diversos trastornos hormonales como hipotiroidismo. 

Es por ello que su condición se ha convertido en un motivo de preocupación para su familia y amigos, quienes consideran que lo que está haciendo es jugar seriamente con su salud, tanto que podría provocarle una muerte prematura. 

Hay gente en las redes sociales que me llaman gorda, pero no reacciono, porque es verdad que estoy gorda“, reconoce.

No en vano, sus seres queridos le han recomendado numerosas veces que se someta a una cirugía de reducción de estómago, pero ella se niega; quiere conseguir su objetivo.

Estoy preocupada por mi salud, sé que no es sano. Mi médico me ha preguntado si consideraría hacerme una reducción de estómago, pero tengo miedo de morir en la operación. Sé que me estoy arriesgando para tener las caderas más grandes del mundo, pero es algo que tengo que hacer. Quiero ser recordada por algo, y creo que teniendo las caderas más grandes del mundo es algo bastante significativo por lo que ser recordado“, concluye.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote