Hako: La rutina japonesa que con 3 minutos al día promete un cuerpo perfecto

Publicado 14 octubre, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
hako-rutina
PUBLICIDAD

El confinamiento y el teletrabajo nos han traído más de un dolor de cabeza y, muy probablemente, de espalda. Y es que la falta de ejercicio, movilidad y, en definitiva, una rutina de actividad, están, por decirlo de alguna manera, atrofiando nuestros cuerpos.

Sin embargo, quizá podamos mejorar esta situación gracias al revolucionario método de la bailarina profesional Yoko Mizoguchi. Un trabajo que la japonesa ha plasmado en su libro Cuerpo perfecto en 3 minutos, y con el que se ha hecho muy famosa.

Gracias a sus conocimientos de yoga, pilates y ballet, Yoko ha diseñado un método de reajuste corporal, basado en ejercicios sencillos y rápidos, de menos de 30 segundos cada uno. Estos conseguirán desbloquear nuestras articulaciones de las caderas ya la pelvis y prometen terminar con la rigidez muscular.

Veamos cuáles son estos ejercicios para ponerlos en práctica cuanto antes. Vamos allá:

1. Caminar con los glúteos

El primero de los ejercicios va destinado a las caderas y es tan sencillo como «caminar» con los glúteos durante 30 segundos. Sentado con las piernas cruzadas y apoyando el peso en los isquiones, moveremos la cadera hacia la izquierda y la derecha, como si diéramos pasos con las nalgas. Una vez hecho esto, a continuación, llevaremos la pelvis hacia delante y luego hacia atrás. Gracias a este ejercicio corregiremos la inclinación de la pelvis y ayudaremos a combatir la hinchazón de las piernas.

Aquí podéis ver el ejercicio de forma ilustrativa con la propia Yoko:

2. Rotación de hombros

Realiza con los hombros pequeños círculos en el aire, hacia adelante y hacia atrás sin detenerte durante unos 30 segundos.

Al destensar las articulaciones de los hombros ayudaremos a eliminar la tensión entre el cuello y los hombros y, así, evitaremos la tortícolis. Además, esto ayudará a mejorar la postura y el encorvamiento.

3. Rotación de omóplatos

Al hacerlo, se relajan y, con ello, eliminaremos tensión de la espalda. Con la espalda erguida echaremos los hombros hacia atrás y hacia adelante, y después arriba y abajo, para terminar haciendo círculos.

4. Estiramiento de tobillos

Existen varios ejercicios para destensar los tobillos. Uno de los más sencillos es estirar las piernas y poner los pies en punta y flex. También podemos poner el pie sobre un bordillo, con el talón en la parte de abajo, y tirar de él hacia abajo. Esto no solo destensará nuestras piernas, sino que además ayuda a combatir la retención de líquidos.

5. Estimulación de glúteos

Si están tensos, el rango de movimiento de las articulaciones de la cadera se reduce, tiran de la pelvis hacia abajo y se produce el dolor y la tensión en la postura. Para eliminar tensión de los glúteos podemos realizar movimientos rotatorios sobre una pelota durante 15 segundos, primero con un glúteo y después con el otro.

Si queréis conocer todos los secretos de Yoko Mizoguchi, aquí podéis adquirir su libro. También podéis seguir todos sus consejos a través de su canal de Youtube.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
Aceptar
¡Suscríbete gratis!
Hola 👋
¿Quieres recibir estas noticias en tu WhatsApp? Puedes cancelar en cualquier momento y no tiene ningún coste.

Pulsa en "Aceptar" y se te abrirá WhatsApp para confirmar.