Reviven una semilla de 32.000 años de antigüedad que estaba congelada en el permafrost

Publicado 26 abril, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
semilla-permafrost
PUBLICIDAD

Como sabréis, el calentamiento global está acelerando el deshielo de los casquetes polares, así como de otras zonas de la tundra y el permafrost. Este último, también conocido como permahielo o gelisuelo, es la capa de suelo permanentemente congelado —pero no permanentemente cubierto de hielo o nieve— de las regiones muy frías o periglaciares, como la tundra.

Pese a todo, este terrible fenómeno tiene su lado positivo, por llamarlo de alguna manera. Gracias al deshielo, los científicos han podido hacer descubrimientos sorprendentes. De hecho, si recordáis, hace años ya vimos cómo los expertos habían logrado encontrar un antiguo virus gigante de más de 30.000 años de antigüedad.

Asimismo, también hemos asistido al descubrimiento de cuerpos de mamuts prácticamente intactos, cuyo ADN podría servir para clonar a estos majestuosos y prehistóricos animales.

Descubrimientos increíbles como el que venimos a mostraros hoy, en el que un grupo de científicos rusos han podido revivir una planta que vivió en nuestro planeta hace 32.000 mil años:

Reviven una planta de 32.000 años del permafrost siberiano

planta revivida del permafrost

Silene stenophylla /

En 2012, un equipo ruso regeneró una serie de plantas fértiles y florecientes de Silene stenophylla a partir de vainas de semillas que tenían 32.000 años de antigüedad.

El impresionante logro fue detallado en un artículo en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. Sin duda, se trata de un hallazgo que presagia otros posibles secretos que podrían surgir del permafrost.

El descubrimiento de las vainas de semillas prehistóricas se realizó durante la excavación de antiguas madrigueras de hibernación de las ardillas terrestres, ubicadas en los depósitos de hielo siberianos.

planta antigua recuperada

Silene stenophylla /

Los suministros de alimentos de las ardillas habían quedado atrapados y preservados dentro de dichas madrigueras, proporcionando una gran cantidad de evidencia biológica. El fruto de Silene stenophylla data específicamente de hace unos 32.000 años, es decir,  de la época del Pleistoceno.

El hallazgo supuso un desafío para los investigadores de la Academia Rusa de Científicos. Hasta entonces, la planta regenerada más antigua era una palmera datilera de Judea, que data de hace unos 2.000 años.

Estas plantas podrían ser la clave para descubrir más secretos del permafrost

fruto inmaduro del permafrost

Fruto inmaduro de Silene stenophylla que se descubrió en el permafrost /

El equipo ruso primero intentó utilizar semillas maduras de las vainas de la fruta. Sin embargo, estas semillas no pudieron generar una planta.

Después, el equipo probó tejido placentario de las semillas inmaduras. Usando tecnología de clonación, se obtuvieron 36 plantas a partir del material antiguo. Si bien estas se parecían a la Silene stenophylla moderna que todavía crece en la zona, cuando las plantas florecieron los científicos descubrieron que sus pétalos se espaciaban más entre sí.

Curiosamente, las plantas antiguas produjeron semillas que generaron nuevas plantas en el 100% de las veces, una tasa mejor que la variedad moderna.

clonación de silene stenophylla

Clonación de Silene stenophylla a partir de las células placentarias del fruto descubiertas. /

Pese a que estos descubrimientos están siendo posible, en buena parte, debido al calentamiento global, estamos deseando conocer qué otros secretos siguen ocultos bajo el hielo. ¿Y vosotros qué pensáis?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...