8 trucos para hacer que las manzanas no se pudran

Publicado 9 marzo, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
manzana-podrida
PUBLICIDAD

Aunque aún queda mucho para su recolección, en octubre, la manzana es de esas frutas indispensables de nuestro frutero. De hecho, las consumimos durante todo el año. Y es que es una fruta que, si se almacena como es debido, dura bastante tiempo.

Las principales causas del deterioro de la manzana son el tiempo, los golpes y el contacto con una mancha podrida de otra manzana. Sin embargo, nosotros podemos hacer que duren por más tiempo, si sabemos cómo hacerlo.

Por ello, hoy queríamos compartir contigo un total de 8 trucos para que vuestras manzanas no se echen a perder antes de tiempo. Comencemos:

Si envuelves las manzanas en papel de periódico o, mejor aún, en papel kraft, evitaremos que se rocen unas con otras

Mejor si el papel no tiene tinta de color. El papel evitará que las pieles se froten y, si una se estropea, no estropeará a las demás.

Mejor almacenarlas con el tallo

Siempre cuando sea posible, conservar las manzanas con el tallo y envueltas individualmente.

Consumir primero las piezas más grandes

Esto es porque las manzanas más grandes son más propensas a deteriorarse.

No deben almacenarse en el refrigerador con otras verduras o frutas

almacenar manzanas

Pixabay

Esto se debe a que las manzanas liberan gas etileno, lo que acelera la descomposición. Incluso almacenarlas en la misma habitación que las patatas, puede hacer que estas últimas se pudran más rápido.

Puedes congelarlas

Si has comprado tantas manzanas que no puede comerlas, hornearlas o conservarlas antes de que se deterioren, puedes congelarlas. Se pueden congelar manzanas enteras o en rodajas peladas, siempre comenzando en una bandeja para hornear y luego transfiriéndolas a un recipiente o bolsa, para que no se peguen.

Relleno de tarta de manzana

Otra opción es hacer un delicioso relleno de tarta de manzana. Básicamente, haces el relleno, luego lo viertes en un molde para tartas forrado con una envoltura de plástico y, cuando lo tengas, al congelador. Una vez congelado, se transfiere a una bolsa hermética y se conserva hasta que te decidas a hacer la próxima tarta.

Aunque otra opción es hacer esta deliciosa tarta de manzana con hojaldre en forma de trenza.

Haz mermelada

mermelada manzana










Pixabay

Cuando tengáis más manzanas de las que podáis consumir, una manera perfecta de gastarlas es haciendo mermelada. Solo tenéis que seguir esta receta:

Ingredientes

  • 900 gr de azúcar
  • 1 limón
  • 1 kg de manzanas

Preparación

  • Pela las manzanas y quítales las pepitas. Después, córtalas en trozos pequeños. Echa las manzanas en un bol y estrújales el limón que hará que la fruta no se oxide.
  • Añade el azúcar y dos vasos de agua en un cazo. Cuece el almíbar durante 20 minutos a fuego lento con cuidado porque no deberá caramelizarse.
  • Después, añade las manzanas y deja cocer durante 45 minutos removiendo con frecuencia. Haz la prueba del plato frío para saber si está lista.
  • Prepara los frascos para envasar la mermelada, hirviéndolos -la tapa también- en agua y déjalos secar.
  • Cuando la mermelada esté lista ya podemos echarla en los frascos y cerrarlos. Pon el frasco boca abajo y espera a que se enfríe para guardar la mermelada.

Si quieres conocer más recetas para aprovechar frutas y verduras, antes de tirarlas, pincha aquí.

Snacks de manzana deshidratada

Una forma maravillosa de conservación, ya no solo en cuanto a las manzanas, si no de las frutas y verduras en general, es mediante la deshidratación. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para hacer algunos de los snacks más saludables que existen.

Todo sea por conservar los alimentos de la forma más adecuada a fin de que no terminen en el cubo de la basura porque, reconozcámoslo, es una verdadera lástima.

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.