in

¿No debemos de preocupar de nuevo por la viruela? Estudios dicen que sí

La viruela es una enfermedad infecciosa de alta gravedad. Es causada por el virus Variola y puede llegar a ser letal. No se llegó a desarrollar ningún buen tratamiento de esta enfermedad, con lo que la mejor manera de combatirla es la precaución. Es decir, que para evitar la viruela es imprescindible vacunarse.

Sin embargo, el peligro de momento ha desaparecido, ya que esta enfermedad se erradicó en el año 1980. Esta enfermedad es la única, junto con la peste bobina, que el ser humano ha logrado erradicar en toda su historia.

viruelaQué es la viruela y cómo se propaga

Siendo la causa de millones de muertes humanas durante toda la historia, la viruela ha constituido una de las mayores enfermedades contagiosas que han existido. El virus se propaga mediante un contacto directo y prolongado entre personas.

También puede transmitirse esta enfermedad a través de ropa infectada, contacto con fluidos infectados de otras personas o con objetos contaminados. Al necesitar contacto físico, es muy raro que la viruela se contagie a través del aire en autobuses o sitios públicos.

Además, los portadores de la viruela son los seres humanos, ya que no se conoce ningún caso en el que una persona haya sido infectada por otro animal o insecto.

No te pierdas qué es el ébola y cómo se trasmite.

Las personas que han enfermado de viruela empiezan a ser contagiosas en el momento en el que empiezan a sufrir fiebre. Pero el momento de erupción es el punto álgido y de máximo peligre de propagación. Hasta que no haya desaparecido la última costra de viruela no se considera que no haya peligro de contagio.

Síntomas de la viruela

La parte más visible de la viruela son las costras que aparecen en la piel tras su contagio. Pero además de esto se suman el malestar y la fiebre. Se considera que esta enfermedad se divide en diversas fases, con lo que las describiremos a continuación:

  1. Período de incubación: después de haberse expuesto al virus, la persona experimenta una incubación del mismo que dura de 7 a 17 días. En este momento las personas no son contagiosas.
  2. Síntomas iniciales: Los primeros síntomas que aparecen son fiebre, malestar, dolor de cabeza y algunas veces vómitos. Puede que en este momento la persona sea contagiosa.
  3. Primera erupción: Primero surgen unas pequeñas manchas rojas en la lengua y en la boca. Posteriormente se transforman en llagas abiertas y se esparcen por la boca y la garganta. En el mismo momento empiezan a aparecer erupciones por la piel; empezando por la cara y extendiéndose por todo el cuerpo. En este momento la persona empieza a sentirse mejor y la fiebre acostumbra a bajar. Después de 24 horas las erupciones se transforman en abultamientos. Estos abultamientos se llenan de un líquido espeso y opaco, presentando un hundimiento en la parte central que le da el aspecto de un ombligo.
  4. Erupción con pústulas: Estos abultamientos se acaban transformando en pústulas altas, redondas y firmes al tacto.
  5. Pústulas y costras: Estas pústulas se transforman en costras.
  6. Las costras empiezan a caerse: al caerse, muchas veces se quedan cicatrices en la piel formando hoyos. La persona continúa siendo contagiosa hasta que todas las costras hayan caído.
  7. Las costras se han caído: cuando ya no queda huella de las costras es improbable que se contagie la enfermedad. Sin embargo hay que ser precavido durante las primeras semanas después de la enfermedad.

La viruela durante la historia

Se conoce de la existencia de la viruela desde el año 10.000 a.C., desarrollándose durante toda la historia como una enfermedad devastadora. En el siglo XVIII se propagó en Europa en forma de epidemia y llegó a matar y a desfigurar a millones de personas.

Tras el descubrimiento de América, los colonizadores europeos propagaron la enfermedad por el continente. La viruela era un virus desconocido para los nativos americanos, con lo que fue un enorme desastre que se encontraran con la amenaza de un virus tan poderoso de golpe.

De hehco, la viruela llegó a ser la causante de la muerte de líderes aztecas e incas. Esto provocó también un desastre demográfico, llevando a estas civilizaciones ante un caos absoluto. Pero no solamente en América murieron líderes a causa de esta enfermedad, ya que la muerte del rey español Luis I también se debió a la viruela.

Posteriormente se siguieron desarrollando diversas epidemias de viruela en varios continentes. Esto fue así hasta que se consiguió crear un programa de vacunación mundial que llevaría la enfermedad hasta su erradicación. Este programa que fue promovido por la Unión Soviética es el responsable de que el ser humano ya no batalle contra esta enfermedad.

La viruela en la actualidad

Después de 40 años sin viruela, se han empezado a detectar casos de mutación de viruela proveniente de monos. Los científicos informan que se podría desencadenar una plaga en cualquier momento debido a las condiciones de vida actuales.

El hecho de que la gran mayoría de poblaciones mundiales estén masificadas aumenta el peligro de rápido contagio. También la facilidad con la que podemos viajar de un punto a otro del planeta hace muy fácil que la enfermedad se propague fácilmente.

Al igual que la viruela común, esta variante de la enfermedad es altamente contagiosa. Se dice que en un principio se contagiaría de forma local pero poco a poco se iría esparciendo hasta llegar a infectar países enteros. Los expertos explican que este virus es capaz de evolucionar, mezclándose con el ADN de los seres humanos y siendo posible contagiarlo mediante el aire.

Ya se han detectado casos de esta variante de la viruela en el Reino Unido a través de una mujer que viajaba desde Nigeria. Pero desgraciadamente este no ha sido el único caso que se ha dado en los últimos años, con lo que esta enfermedad podría ser una amenaza real en el futuro.

Las personas con mayor peligro ante esta enfermedad son aquellas que no hayan sido vacunadas de la viruela estándar. Al ser una enfermedad erradicada en 1980, la vacuna de este virus se ha dejado de propiciar. Sin embargo, esta podría ser la solución para evitar una nueva epidemia de este tipo.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote