Cómo practicar yoga con niños de una forma divertida y sin morir en el intento

Publicado 26 mayo, 2020 por Vanessa P.
yoga-ninos
PUBLICIDAD

¿Quieres introducir a los niños al yoga y no sabes cómo? Quizás este sea un buen momento para hacerlo. Los niños tienen una gran flexibilidad y mucha capacidad para aprender, así que cuanto antes empiecen a practicar este deporte tan saludable antes se convertirán en aficionados a él. En un futuro, agradecerán que les hayas enseñado las posturas básicas del yoga. A continuación, te mostramos cómo practicar yoga con niños de una manera divertida y sin morir en el intento. Seguro que pasáis un buen rato juntos.

Materiales que necesitarás

  • Un dado, a ser posible que sea uno gigante
  • Una hoja con posturas básicas, que te mostramos a continuación. También puedes fabricar tu hoja eligiendo las posturas que más te gusten.

Instrucciones para una sesión divertida de yoga con niños

  • Si vas a hacer yoga con varios niños, divídelos en grupos mixtos. Uno de ellos lanzará un dado y los demás harán la postura que les toque. El lanzador observará a sus compañeros, y elegirá al que lanza el dado la próxima vez.
  • Si vas a hacer yoga con un niño o dos, podéis jugar de manera individual. Mientras uno lanza un dado, el otro hace la postura que prefiere, o la que el lanzador le indica.
  • Usa tu imaginación y crea distintas modalidades de juego, en equipos, formando figuras, de forma individual… El yoga puede llegar a ser verdaderamente divertido para los niños.

3 posturas básicas de yoga para practicar con los niños 1.

1. Pose fácil

  1. Sentaos en el borde de una superficie firme, como una manta gruesa, y estirad las piernas frente al torso.
  2. Cruzad las espinillas ensanchando las rodillas, y deslizad cada pie por debajo de la rodilla contraria al doblar las rodillas y doblar las piernas hacia el torso.
  3. Relajad los pies para que los bordes exteriores descansen sobre el suelo y los bordes interiores se asienten bajo la espinilla opuesta. Si miráis hacia abajo deberéis ver un triángulo formado por los dos muslos y las espinillas cruzadas.
  4. Poned las manos en el regazo, o sobre las rodillas. Estirad el cóccix hasta el suelo, manteniendo firmes los omóplatos y sin arquear la parte baja de la espalda. Las costillas deben estar adelantadas. Id alternando el lado hacia el que cruzáis las piernas, y mantened esta postura durante el tiempo que veáis conveniente.

2. Pose del perro mirando para arriba

  1. Acostaos en el suelo con las piernas estiradas hacia atrás y la parte superior de los pies apoyadas. Doblad los codos y extended las manos en el piso al lado de la cintura.
  2. Tomad aire y presionad con las manos contra el piso como si quisiérais impulsaros hacia adelante. Luego, estirad los brazos y levantad el torso y las piernas del suelo mientras tomáis aire. Mantened las extremidades firmes y girad los muslos ligeramente hacia dentro y los codos ligeramente hacia afuera.
  3. Presionad el cóccix hacia el pubis y levantadlo hacia el ombligo, estrechando la cadera. Mantened los omoplatos firmes, endureciendo la parte inferior de la espalda. Mirad hacia adelante, o inclinad la cabeza un poco hacia atrás, con cuidado de no endurecer el cuello. Mantened la postura 15-30 segundos.

3. Postura del guerrero II

  1. Colocaos en la postura Tadasana, o pose de montaña, que te enseñamos en nuestro artículo de posturas básicas de yoga. Con una exhalación, pisad o saltad ligeramente, colocando los pies a una distancia equivalente a la de un paso grande. Levantad los brazos paralelos al piso y extendedlos a ambos lados, ensanchando los omóplatos y con las palmas colocadas hacia abajo.
  2. Girad el pie derecho ligeramente hacia la derecha y el pie izquierdo hacia la izquierda 90º. Ainead el talón izquierdo con el derecho, manteniendo los muslos firmes. Girad el muslo izquierdo hacia afuera para que la rótula izquierda se alinee con el tobillo izquierdo.
  3. Tomad aire doblando la rodilla izquierda sobre el tobillo izquierdo, haciendo que la espinilla quede perpendicular al piso. Si podéis, mantened el muslo izquierdo paralelo al piso y anclad este movimiento mientras presionáis con el talón derecho externo contra el suelo.
  4. Estirad los brazos hasta que estén paralelos al suelo, sin inclinar el torso. Presionad con el cóccix hacia el pubis y girad la cabeza hacia la izquierda, mirando por encima de los dedos. Mantened la postura durante 30 segundos o un minuto, haciendo respiraciones. Repetid la postura también hacia el lado opuesto.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...