Hay algo que nunca podrán saber los hombres, y mucho menos compararlo con ningún otro tipo de dolor, ya que hasta la medicina dice que no están preparados para aguantarlo. Efectivamente, nos estamos refiriendo a los dolores de parto.

Aunque como muchas madres dicen “es un dolor que se olvida”, no por ello quiere decir que no sea fuerte. Si no se olvidara el mundo estaría lleno de hijos únicos.

Para experimentar una aproximación de lo que podría ser el dolor de parto, estos dos jóvenes se conectan a una máquina que emula las contracciones sufridas en los momentos previos y durante el parto.

Y tal como pensábamos, no son capaces de aguantarlo.

Original: WahDuhEff

Publicado en Miscelánea