Estos perros tienen algo en común, han hecho alguna travesura en sus casas y sus dueños les tienen que echar una reprimenda. Sus reacciones son lo mejor, ya que saben que les están riñiendo, y cada uno actúa de una manera distinta.

Fuente 1
Publicado en Miscelánea